0

Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) ha pedido este sábado al PSC un «cambio de estrategia» a la hora de defender el derecho a decidir de Cataluña y, así, «haga caso al futuro y al bienestar de los catalanes y no al PSOE» porque los catalanes «queremos votar» en una consulta en 2014.

Así lo han manifestado el vicesecretario general de CDC, Lluís Corominas, y el secretario de organización de la formación, Josep Rull, en el marco del Consell Nacional que la formación nacionalista celebra hoy en el Hotel Campus de Bellaterra-Cerdanyola del Vallès.

Corominas ha destacado la responsabilidad que su formación ha tenido en tres ámbitos concretos, el progreso nacional, los intereses sociales y económicos de Cataluña y la regeneración democrática, tres conceptos sobre los que cree que tan solo su formación esta trabajando.

Ante el Consell Nacional extraordinario que el PSC celebrará mañana para clarificar su posición sobre el debate de la consulta, Corominas ha recordado que el próximo mes se definirá la pregunta y la fecha de una eventual consulta y ha pedido al PSC un «cambio de estrategia» porque ahora la apuesta de los partidos proconsulta es pedir el traspaso de las competencias de referendos.

«Necesitamos al PSC en este proceso y estamos convencidos de que hará caso al futuro y al bienestar de los catalanes y no al PSOE; la prioridad deben ser los catalanes y no el PSOE, ha subrayado.

La intervención del líder del partido y presidente catalán, Artur Mas, se ha celebrado en esta ocasión a puerta cerrada.

Pero el vicesecretario general de los nacionalistas catalanes, Lluis Corominas, ha sido el encargado de dejar claro que su formación es «la primera que está convencida que el proceso se acabará», en referencia a la consulta soberanista que se quiere celebrar a lo largo de 2014.

«Nuestra capacidad de diálogo y nuestra paciencia no tienen fin», ha señalado Corominas en su intervención, quien ha recordado que es necesario el máximo consenso y apoyo para poder avanzar en el proceso para poder celebrar la consulta.

En este sentido ha pedido al PSC que sepa hacer las cosas correctamente y defienda los intereses del pueblo de Cataluña para que pueda «decidir su futuro», y no anteponga los intereses que puedan venir desde Madrid a través del PSOE.

«Hacemos un llamamiento al PSC a consensuar y saber leer bien los textos que hacemos para poder hacer un referendo consultivo, y a partir de los términos que se puedan acordar con el gobierno del Estado», ha señalado Corominas.

«¿Con qué no están de acuerdo? Tendemos la mano al diálogo», ha asegurado Corominas, que espera que el PSC abogue por el «futuro, el bienestar de los catalanes, y no hará caso al PSOE» ante posibles presiones, ha insistido.

Corominas también ha destacado el «ataque» constante que asegura que el PP ejerce contra Cataluña contra aspectos como la capacidad de decidir el futuro a partir de una consulta basada en los principios básicos democráticos.

En otra intervención, el secretario de organización de CDC, Josep Rull, ha asegurado que Cataluña debe valerse con dos instrumentos fuertes, la democracia con el derecho a decidir, y el Estado propio para hacer un país mejor.

Para ello ha pedido al PSC que de un golpe de efecto y se sume a «tantas voces» del ámbito político que proceden de la formación socialista y que ya han manifestado su apoyo a la necesidad de realizar una consulta en Catalunya.

«Hace 15 días en Terrassa se subscribió el pacto local por el derecho a decidir, y lo firmó Manel Royes», ha recordado Rull, en una clara alusión al que fue predecesor de Pere Navarro al frente de la alcaldía de Terrassa.

«Estos gestos de gente relevante de la política catalana y que provienen del mundo del PSC no es irrelevante, son gestos trascendentes», ha señalado Rull, que ha añadido: «Hagamos lo que se está haciendo en los municipios a nivel nacional, para dotar de instrumentos para poner las urnas; los grandes enemigos son los que no nos dejan ponerlas.