Créditos rápidos online: financiación sencilla y rápida y con ASNEF

Valorar:
preload
Créditos rápidos online: financiación sencilla y rápida y con ASNEF.

Créditos rápidos online: financiación sencilla y rápida y con ASNEF.

12-05-2020

En medio de la conmoción económica originada por la pandemia de coronavirus la situación apremia y requiere que las personas soliciten financiación urgente. Es por ello que muchas personas están recurriendo a los créditos rápidos, un producto financiero que puede ser el salvavidas que muchos necesitan para resolver una urgencia o extender su solvencia económica.

Este método de solicitud de créditos instantáneos viene teniendo auge en España desde 2019 y se estima que en el contexto económico actual tenga un repunte para este 2020. Quizás sea el momento de migrar de la solicitud de préstamos tradicional en los bancos, a la solicitud de créditos rápidos de forma online.

¿Qué son los créditos rápidos online?

Los créditos rápidos online no son más que la solicitud de préstamos en bajas cantidades, realizados a través del internet, en sitios web de entidades financieras que ofrecen sus préstamos mediante un formulario de solicitud en su propia página web. Estos préstamos online son cada vez más populares y su fiabilidad crece con el pasar del tiempo y los buenos resultados que genera.

Su eficiencia y credibilidad viene generada por su fácil acceso y la rapidez de respuesta a la solicitud. Cualquier persona natural puede solicitar un crédito rápido a través del Internet, en ocasiones sin necesidad de avales y a pesar de estar incluidos en ASNEF.

Los tiempos de espera son realmente bajos, las solicitudes de créditos rápidos online pueden aprobarse en solo minutos u horas. Todo depende de la entidad financiera a la que se solicite el préstamo y de la cantidad.

¿Cómo solicitar créditos rápidos?

Solicitar un crédito rápido es muy sencillo de realizar si se tiene claro lo que se quiere. Específicamente el monto a solicitar y los tiempos estimados en los que puede devolver el dinero.

Por la modalidad de la solicitud del crédito, es indispensable tener acceso fluido a Internet desde cualquier dispositivo móvil u ordenador. Ya que todo se realiza a través de la web y no es necesario dirigirse a ninguna entidad bancaria.

Teniendo claro el monto a solicitar, lo primero es escoger entre las instituciones reguladas por el Banco de España que están autorizadas para operar en la web. Es importante que leas sus condiciones y plazos de pago según el monto a solicitar. Así como los requisitos y tiempos de aprobación.

Una vez seleccionada la entidad financiera, por lo general basta con rellenar un formulario con los datos del solicitante, el monto de dinero a solicitar y el plazo para realizar la devolución estimada. En ocasiones algunas entidades financieras solicitan estatus bancarios o avales, esto para respaldar sus operaciones.

Por lo general, la aprobación o rechazo de solicitud es bastante rápida; si el crédito rápido a solicitar no excede los 600 euros en menos de 10 minutos se obtiene respuesta inmediata. Por ello es importante completar los formularios de solicitud sin errores y con información veraz, para garantizar una respuesta positiva y eficiente.

Tipos de créditos rápidos online

Hablar de las modalidades en créditos rápidos online es hacer referencia en específico a los montos solicitados. Y es que las entidades financieras que operan en la web suelen colocar condiciones según la cantidad de dinero a solicitar en préstamos y el plazo de pago estipulado.

Solicitar créditos rápidos de forma online suele tener ciertas ventajas, en especial cuando se opera con montos bajos. Si la solicitud no excede los 1000 euros la aprobación es casi inmediata y sin mucha solicitud de datos adicionales. Además, muchas entidades proporcionan como ventaja la exoneración de los intereses si el crédito rápido no supera los 300 euros, a esto se le conoce como “crédito gratis” y es válido para las solicitudes por primera vez en algunas entidades financieras.

Con los créditos rápidos online de montos bajos se debe tener precaución en cuanto a los plazos de pago. Pues los plazos de pago de los créditos suelen ser tan rápidos como su aprobación. Por esta razón, a pesar de que en ocasiones no soliciten avales y estados financieros, se debe estar seguro de poder devolver el dinero a corto plazo.

Otro tipo de crédito rápido, es aquel que es aprobado por montos de hasta 50.000 euros. Suelen ser aprobados en 48 horas y con cuotas de intereses bastante competitivas. En este tipo de solicitudes mas robustas, las entidades financieras requieren de avales o estados financieros para la aprobación.

Créditos rápidos con ASNEF

Otra ventaja de operar con entidades financieras en la web es que no se necesitan cumplir apenas requisitos para solicitarlos y se pueden acceder a préstamos con ASNEF. A diferencia de los bancos tradicionales, algunos créditos rápidos online aceptan personas incluidas en listas de morosidad. Aunque ciertas restricciones pueden aplicar, la aprobación del préstamo dependerá del monto, tiempo y capacidad de pago, causas de estar en lista de morosidad y número de registros.

Entre las restricciones de los préstamos con ASNEF están no ofrecerlos a personas que se encuentran en estos listados de morosos por no haber devuelto un préstamo o crédito anterior, además de no tener muchas anotaciones, que denotaría que la persona tiene una tasa de morosidad alta. Esto lo comprobarán al analizar la solicitud en el estudio de riesgos financieros.

Es importante entender que las entidades financieras deben evaluar, por lo menos, el mínimo de riesgo antes de prestar su dinero. Lo importante, en todo caso, es que la puerta está abierta para los incluidos en ASNEF y que no es una limitante para conseguir financiamiento de forma rápida y segura.

Previsión de los créditos rápidos en el futuro

Los créditos rápidos online pudieran terminar de popularizarse este año en España, todo apunta a posicionarse como una de las formas más seguras de obtener financiamiento a corto plazo. El único problema que tienen son los intereses que suelen ser elevados, aunque las entidades financieras tienen gran competencia entre ellas y están adaptando los tipos de interés aplicados, de forma que puedan también competir con los préstamos personales que ofrecen las entidades bancarias. De esta forma, la previsión es que los créditos rápidos tengan una demanda mayor en los próximos años y se consolide como una forma de financiación, rápida, segura y sencilla.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.