Juan Carlos I, en una imagen de archivo. | Reuters

0

La Fiscalía de Ginebra ha archivado la investigación iniciada en torno a una donación de 100 millones de dólares por parte de Arabia Saudí al rey emérito Juan Carlos I, según informó este lunes un comunicado de la propia institución.

En el auto, el Ministerio Público ordena la «clasificación parcial» del procedimiento abierto en 2018 dado que la investigación «no permitió establecer un vínculo suficiente entre la cantidad recibida de Arabia Saudí y la celebración de los contratos para la construcción del tren de alta velocidad» entre La Meca y Medina.

Con todo, la Fiscalía sí reconoció un «deseo de encubrimiento» en torno a esta donación, por el uso de una fundación y de empresas intermediarias, o la falta de documentación adecuada que justifique las transferencias. También encuentra esa intención de encubrimiento en las «supuestas donaciones sucesivas», primero desde el Rey de Arabia Saudí a Juan Carlos I y luego desde este último a favor de su antigua amiga íntima Corinna Larsen.