Dos personas con mascarilla en un bar de Ibiza.

1

La obligatoriedad de llevar mascarilla en espacios interiores tiene los días contados. Así lo indica la última propuesta de la Ponencia de Alertas, Planes de Preparación y Respuesta del Sistema Nacional de Salud.

Este documento recomienda que el uso de la mascarilla siga siendo obligatorio únicamente en tres situaciones: Trabajadores y visitantes de centros asistenciales y personas ingresadas cuando estén en espacios compartidos fuera de su habitación. Trabajadores y visitantes en zonas compartidas en centros socio-sanitarios. Medios de transporte.

Además, el documento aconseja "no utilizar la mascarilla por parte de los alumnos en el ámbito escolar". Por otro lado, el texto indica que debe hacerse un "uso responsable de la mascarilla" cuando haya población vulnerable en cualquier situación en la que tenga contacto prolongado con personas a distancia menor de 1,5 metros.

En el ámbito laboral, siempre que el trabajo deba realizarse a distancia interpersonal de menos de 1,5 metros y no pueda garantizarse la ventilación adecuada del espacio. En el entorno familiar, las reuniones de amigos y celebraciones privadas.

En espacios cerrados de uso público en los que las personas transitan como los comercios (centros comerciales, supermercados o pequeño comercio); espacios cerrados en los que las personas permanecen tiempo sin comer ni beber (cines, teatros, salas de conciertos, museos, etc.) y en espacios cerrados en los que las personas permanecen un tiempo comiendo y bebiendo (bares, restaurantes, locales de ocio nocturno...).