Antonio del Castillo y Eva Casanueva, padres de la joven sevillana por cuyo asesinato en 2009 fue condenado Miguel Carcaño a 21 años y tres meses de cárcel, han considerado este viernes, antes de testificar en el juicio promovido contra el joven Francisco Javier García, conocido como El Cuco y condenado por encubrir el crimen; y contra la madre de este, por presunto falso testimonio en sus declaraciones como testigos en el juicio celebrado en 2011 por el citado crimen, que "lo ideal" es que hubiese testificado en este caso Miguel Carcaño, condenado a 21 años y tres meses de cárcel como autor del crimen. Puedes leer la noticia en: https://www.europapress.es/andalucia/sevilla-00357/noticia-padres-marta-consideran-ideal-era-dejar-hablar-miguel-carcano-seguiran-adelante-20220527092841.html Visto en: https://www.youtube.com/europapress | Youtube: Europa Press

0

Antonio del Castillo, padre de Marta, la joven asesinada en Sevilla en 2009, ha dicho que el reconocimiento de Francisco Javier García, el Cuco, de haber mentido a la Justicia es de nuevo «humillante» para la familia. Del Castillo ha testificado en la segunda sesión del juicio contra el Cuco, y su madre, Rosalía García, quienes admitieron ayer haber mentido en el proceso que condenó a Miguel Carcaño por el asesinato de la joven, según recoge Efe.

En el juzgado penal 7 de Sevilla, el Cuco y su madre admitieron los hechos descritos por la acusación del fiscal, en los que se describía que urdieron un plan para engañar al juzgado sobre la presencia del entonces menor en el piso cuando se produjo el asesinato de Marta.

El testimonio de Antonio del Castillo y el de su mujer, Eva Casanueva, son las únicas testificales que ha permitido la jueza encargada del caso, Olga Cecilia Simon, debido al «daño moral» que el caso ha generado en la familia de la joven asesinada.

En la jornada de ayer, la magistrada decreto que no habría más testificales después de que el Cuco y su madre admitieran los hechos descritos por el Ministerio Público que ponían de manifiesto que ambos, junto con su padrastro ya fallecido, urdieron un plan cuya finalidad engañar al tribunal sobre lo realmente acaecido.