EDITORIAL

Un apaño político y legal para gestionar IB3

| Eivissa |

Valorar:

La próxima semana dará comienzo la tramitación parlamentaria de la proposición de ley para la modificación del texto que regula el Ens de Radiotelevisió de les Illes Balears (ERTVIB), responsable de la gestión de los canales de radio y televisión de IB3. Adaptar la producción a las nuevas plataformas mediáticas, internalizar los servicios informativos y reforzar los principios de la contratación pública son algunos de los aspectos que se abordan en la propuesta redactada por la mayoría progresista –PSIB, Més y Podemos–. Se incluye, además, una modificación de la mayoría necesaria para el nombramiento de sus responsables políticos, fórmula con la que se pretende desatascar el conflicto actual con la actual dirección del Ens, todavía en manos de los gestores que nombró el PP.

Modificación temporal. La propia exposición de motivos de la proposición de ley reconoce la temporalidad de la vigencia de los cambios que introduce, a la espera de la tramitación de una reforma más exhaustiva y profunda del marco legal, en el que debe trabajar un medio público como es IB3. Sin embargo, los grupos que integran el Pacte se pronuncian –sin debate previo– sobre aspectos determinantes sobre el futuro de los canales autonómicos, como son la internalización de los servicios informativos, la elección de sus directivos, la configuración de una plataforma mediática en internet... y todo ello dejando para el futuro la definición de su modelo. Es un contrasentido, no se trata de un mero maquillaje legislativo.

Definición de objetivos. Acometer el debate de esta proposición de ley sólo garantiza, en principio, la prolongación de una IB3 al servicio de determinados intereses políticos, con cargo al erario público –pero con capacidad de distorsionar el mercado publicitario– y sin fórmulas que eviten que dentro de unos años la radio y televisión autonómica de Balears será, pura y llanamente, insostenible. El Ens, IB3, necesita aclarar y consensuar sus objetivos y funciones –incluso como promotor de la industria audiovisual de Balears–, si de verdad se quiere convertir en un elemento cohesionador de nuestra sociedad.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.