EDITORIAL

Acogida a refugiados, solidaridad o indiferencia

Eivissa |

Valorar:

Miles de ciudadanos se manifestaron ayer en Mallorca en apoyo a los refugiados, un aldabonazo no sólo a la conciencia social sino también a la política de los gobiernos europeos, incluido –como es lógico– el español. Hay, a tenor de lo que ocurre en la calle –también ayer en Barcelona se movilizaron 160.000 personas por esta misma causa–, una evidente falta de sintonía entra la demanda de una solidaridad activa con los refugiados y la manifiesta parálisis o indiferencia de las instituciones. Por desgracia, el ‘efecto Aylan’ se está diluyendo en los pasillos de los organismos internacionales por la pasividad de unos responsables demasiado atentos a los intereses electorales en sus respectivos países.

Un problema complejo. No cabe duda que la llegada de decenas de miles de refugiados a las fronteras de la Unión Europea es un problema de enorme magnitud, cuya solución es incompatible con propuestas simplistas. La complejidad de la situación no se puede atajar dándole la espalda, abandonando, como está sucediendo, a los que huyen de conflictos bélicos, el acoso del yihadismo o tratando de buscar una vida mejor. Esta es la vía que, al menos en apariencia, está tomando la UE y que indigna a buena parte de la sociedad. La respuesta a las convocatorias de ayer es un claro síntoma.

Utilización política. La negligente pasividad de la UE en materia de acogida a los refugiados, de la que no se escapa España, parece estar condicionada por el temor a un auge del yihadismo en el continente europeo –cuyas trágicas consecuencias son recientes– y el importante rédito político que genera el blindaje fronterizo. La ultraderecha, que se ha apropiado de este discurso, gana terreno en países como Francia y en argumentos similares se apoyaron los defensores del Brexit. Trump llegó a la Casa Blanca defendiendo la contrucción de un muro con México. El clamor ciudadano tiene que romper la insensibilidad ante la insolidaridad y en defensa de los derechos humanos.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Gall
Hace un año

Cuantos de estos que protestan y llevan pancartas tienen a un refugiado en casa, es muy bonito protestar cuando pagan los demás, pero si pagaras tu, cuantos tendrías en tu casa. Como siempre la demagogia prevalece encima de todo. Me parece bien que se les ayude, in situ pero que no se queden a quitarnos el trabajo, seguridad social, comedores públicos y demás . Se han fijado cuantos trabajadores españoles hay en las obras, tanto públicas como privadas, en el campo, en la limpieza pública etc. parece la ONU ENTONCES MENOS LOBOS.

Valoración:4menosmas

Juan
Hace un año

Estamos en crisis. Tenemos que pagar un montón de deuda. Los sueldos han bajado muchísimo. Tasa de paro del 20%.

Cultura islámica, que cree en la inferioridad de la mujer, en casarse con niñas de 9 años, en la esclavitud, en asesinar homosexuales, a creyentes de otras religiones, a ateos y a apóstatas, que vive en la Edad Media, que no ha aportado nada al progreso de la humanidad desde la reintroducción de las obras de Aristóteles, que no se integra y que, como no hay trabajo, pues se les debe mantener.

Que menos del 30% provienen de Siria, los otros provienen de sitios como Pakistán, Eritrea,irak, que NO están en guerra. Que el 75% son hombres jóvenes en edad de luchar para defender su país, y el 25% restante mujeres y niños. Que la mayoría de esos hombres están huyendo y dejando atrás a sus esposas e hijos. Que Assad ya ha dicho que los ciudadanos sirios pueden volver. Que un refugiado pierde su estatus de tal cuando, en su huida del país, atraviesa otro que está en paz para ir a un tercero, o cuarto, o quinto.

Que el Isis ha proclamado que ha infiltrado más de 4.000 miembros entre los refugiados. Que en los países que han llegado refugiados la tasas de criminalidad ha aumentado exponencialmente, sobre todo en casos de asalto o violación. Que bastantes atentados al grito de Allah Akbar los han cometido refugiados. Que todavía no he visto ninguna condena al Isis o a sus atentados por parte de musulmanes, y sí muchas muestras de júbilo cuando ocurre alguna desgracia.

Yo NO QUIERO refugiados en España. El que los quiera, que los meta en su casa y los mantenga, y que se haga responsable de lo que haga esa persona.

Valoración:6menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1