Alquiler vacacional, una actividad imparable

Valorar:

Este periódico informaba ayer que el portal Airbnb, posiblemente el más importante en la actividad del turismo vacacional, ofrece ya más de 4.700 alquileres de pisos para turistas en Ibiza. Además, este mismo portal da la posibilidad de contratar a intermediarios que facilitan el alquiler de viviendas en las Pitiusas, pero también furgonetas por 68 euros la noche. El precio medio por noche de los alojamientos en Ibiza se sitúa en 308 euros y las camas se cotizan a 77 euros por día. Sin duda, se trata de una actividad que genera importantes ingresos a los propietarios de pisos. Como también informó este medio ayer, el alquiler turístico en toda Balears mueve unos 4.000 millones de euros al año.

No se ha frenado. Todos los intentos del Govern y del Consell d’Eivissa por frenar la actividad de los pisos turísticos está fracasando estrepitosamente. El hecho más evidente es que el portal Airbnb, en lugar de reducir su actividad, se atreve incluso a ofrecer intermediarios para hacer las cosas más fáciles a los propietarios. Cualquier persona que vive en una zona turística habrá podido comprobar cómo este verano la situación es similar o incluso hay más actividad que el pasado año. Algo se está haciendo mal para que los propietarios de pisos en viviendas plurifamiliares no hayan meditado limitar esta actividad. Una posibilidad es dar más incentivos fiscales a los propietarios de pisos de alquiler. En la actualidad muchos dueños consideran que hacen más negocio en cuatro meses que en todo el año, pero la situación podría cambiar si hubiese algunos incentivos fiscales. No parece que haya planes para cambiar la política fiscal al respecto.

El futuro. Tampoco parece que la ley de pisos turísticos elaborada por el Govern pueda resolver la problemática en el futuro. Madrid ya ha advertido que la normativa autonómica es inconstitucional y por lo tanto las dudas jurídicas son más que justificadas. Parece en cambio, que los pisos turísticos es una actividad en auge y que, por muchas trabas jurídicas que se pongan, todo sigue igual en esta actividad económica en auge desde hace unos años.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

javier
Hace un año

No es problema fiscal, es un problema legal. Si un inquilino no te paga se tarda un año, de media, en echarlo del piso, y mientras tanto no cobras el alquiler, pagas los gastos de luz, agua, comunidad más los gastos de abogados y los gastos de adecentar el piso y reponer lo que te han robado o roto. El alquiler turístico paga antes de entrar y luego se marcha sin mas.

Valoración:5menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1