Editorial

Inseguridad jurídica en Cala d’Hort

Valorar:

La tramitación de un pequeño hotel rural en la zona de Cala d’Hort, en las inmediaciones del observatorio astronómico, está poniendo sobre la mesa una vez más la inseguridad jurídica y la discrecionalidad con la que se topan los inversores en demasiadas ocasiones a la hora de poner en marcha sus proyectos. No es de recibo que la comisión de gobierno del Ayuntamiento de Santa Josep diera luz verde a finales del año pasado a la declaración de interés general del establecimiento, condición sine qua non para construir en este espacio protegido, y que los partidos que forman el gobierno municipal votaran en contra el pasado viernes de dar marcha atrás a la autorización y que días después los mismos actores se desdigan completamente. El bandazo de PSOE y Podemos es de tal magnitud que ahora se niegan incluso a sentarse con la propiedad, quien se ha ofrecido a introducir cambios en el proyecto para hacer compatible el hotel con el observatorio. El Consell d’Eivissa abrió ayer la puerta a esta posibilidad, lo que en absoluto presupone que vaya a obtener de la administración competente el preceptivo interés general.

Contaminación lumínica.
El principal motivo de crítica ha llegado de la mano de los astrónomos, quienes advierten que un pequeño hotel rural y un restaurante tan cerca de su observatorio lo invalidaría. A ellos, los ecologistas suman su reclamación de crecimiento cero para la isla de Ibiza. Las críticas de los expertos han de ser tenidas en cuenta, pero no pueden ser un motivo para que una administración, entre cuyas máximas debe estar tratar a todos los ciudadanos por igual, cambie de opinión de forma absoluta en unos días.

Preocupante discrecionalidad.
Detrás de todo este episodio, subyace la excesiva discrecionalidad y el enorme poder con el que cuentan los políticos y que ha propiciado numerosos casos de corrupción. Los ciudadanos e inversores merecemos unas reglas del juego claras y que sean de aplicación para todos para evitar que con las mismas condiciones de partida unos puedan construir y a otros se les prohíba.