Editorial

Serenidad y cautela ante el coronavirus

Valorar:

Los contagios por coronavirus (Covid-19) están llegando a Europa aunque, por fortuna, con una tasa de mortalidad muy baja, dato que queda eclipsado por la psicosis que se ha desatado. De momento, el estallido más violento ha tenido lugar en las regiones del norte de Italia. En España, los casos son afortunadamente esporádicos, por el momento. Han sido detectados en Canarias, Catalunya y Mallorca. La situación no tiene ningún elemento de comparación posible con el foco principal, China, donde ya están cayendo las cifra de infectados, Corea del Sur o Irán, los países más afectados en cuanto a la cifra de personas contaminadas por el virus.

Un mensaje claro.
Mientras los investigadores trabajan a marchas forzadas para desplegar la vacuna del Covid-19, es preciso reclamar de las autoridades sanitarias un mensaje claro a la población. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advertía de la amenaza real de que el coronavirus se convierta en una pandemia, mientras algunos expertos destacaban la baja mortalidad y la buena recuperación de los afectados sin dolencias previas graves. La gripe común causa más muertes en Occidente que el Covid-19. El desconocimiento genera incertidumbre y temor, por eso es preciso lanzar informaciones precisas y alejadas del alarmismo. El confinamiento preventivo, como en diversas localidades italianas o en un hotel tinerfeño, implica una espectacularidad que merece ser explicada y justificada. Frente a estos despliegues de medios es inevitable la alarma ciudadana que sólo se puede combatir con eficacia desde la información rigurosa. Mientras, es preciso activar las medidas de prevención disponibles, con serenidad, y con las máxima cautela hasta que logre frenar la expansión de los contagios por coronavirus.

Es necesario que el Ib-Salut genere confianza.
Es de esperar que la confianza que generó el Ib-Salut con su respuesta ante el caso del británico infectado se mantenga. Ayer, se encendieron las alarmas en Ibiza con un posible contagio de un ciudadano italiano cuyas muestras se estaban analizando al cierre de esta edición.