0

A los vecinos de Talamanca no les convencen las explicaciones del Ayuntamiento de Vila sobre el visto bueno al deslinde para poder construir una mansión de 500 metros. No parecen estar muy dispuestos a dar por buenas las explicaciones del concejal de Medio Ambiente, Jordi Salewski, sobre el papel municipal en este asunto que se limitaron a un tuit para, de nuevo, atacar a este periódico. No solo no les convence que Vila apenas tardase un mes en contestar la resolución de Demarcación de Costas sobre la mansión de José Luis Perelló sino que anuncian que denunciarán el caso ante la Unión Europea y, si hace falta, ante la Fiscalía.

Una administración paralizada

La presidenta de la Asociación de Vecinos de Talamanca, Ana Lledó, ha confirmado en una entrevista concedida a este periódico que se sienten marginados por el Ayuntamiento de Vila, que tienen sus cuentas bloqueadas    y que la zona se encuentra totalmente olvidada    y con unos servicios que dejan mucho que desear. A los vecinos de Talamanca les molesta que cada vez que ellos hacen una solicitud tienen problemas y trabas por parte de las administraciones, que en este caso han actuado con una diligencia inusitada para permitir la construcción de una mansión que se cotiza, solo el solar, en unos 4,5 millones de euros.

Urbanismo para millonarios

Ana Lledó tiene la impresión de que el Ayuntamiento de Vila, y en este caso Demarcación de Costas, ha beneficiado a personas que pueden obtener importantes plusvalias inmobiliarias mientras los pequeños propietarios tienen problemas incluso para conseguir una cita en las dependencias municipales. No solo es una sensación personal de la presidenta de los vecinos de Talamanca. Ahí está el destrozo de la montaña de Cas Mut, también bendecido por el actual gobierno municipal, y que supondrá la construcción de casas que solo están al alcance de una minoría. No cabe ninguna duda de que en esta legislatura los que saldrán ganando son los más ricos.