2

El presidente del Consell d’Eivissa presentó el lunes la propuesta legislativa con la que el Gobierno insular quiere activar la limitación de la entrada de vehículos en la isla de Ibiza durante los meses de la temporada alta. Marí dejó claro que esta legislación es necesaria para mantener la «sostenibilidad» del modelo turístico de Ibiza pero también para garantizar «la calidad de vida» de los residentes en la isla. Marí señaló que el borrador es «el disparo de salida» para un proceso que tiene como objetivo fijar «una estrategia de movilidad más sostenible».

Un exceso de coches

Los datos sobre el parque de vehículos que hay en Ibiza reflejan el problema al que se enfrenta la isla. Datos de 2021 indicaban que había más vehículos que residentes en Ibiza. Por cada 1.000 personas que viven en la isla se registraban 1.018 vehículos, unas cifras que evidentemente se disparan durante los meses de verano. El objetivo del Consell, por lo tanto, es limitar la entrada en la isla de aquellos vehículos que no aporten ningún recurso a la isla, siempre con el objetivo de que residentes y turistas puedan trasladarse sin sufrir eternos atascos y problemas de aparcamiento en todos los municipios de Ibiza.

Encajar todas las piezas

El Consell d’Eivissa tiene ahora la compleja labor de encajar todas las piezas y conseguir su objetivo de reducir el parque automovilístico que circula por las carreteras durante los meses de verano. Solo limitando el número de vehículos que llegan a la isla de las empresas de alquiler se podría aliviar considerablemente el número de coches en las carreteras, pero también es clave impulsar una mejora real y efectiva del transporte público. Sin alternativas al uso del vehículo privado será complicado cumplir los objetivos que persigue el Consell, pero evidentemente hay que tomar medidas con urgencia porque la sostenibilidad y el futuro turístico de Ibiza está en juego. Es el momento de actuar con normas efectivas.