0

El escándalo está servido. La consellera de    Hisenda, Rosario Sánchez, firmó un decreto que casualmente le aumentaba de categoría como funcionaria cuando dejase la política. El ascenso también beneficiaba a la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera. Fueron los interventores de la Comunitat los que avisaron de esta anomalía y el Govern no tuvo más remedio que rectificar. Seguramente dirán que fue un tema administrativo, como lo de Juli Fuster, pero el asunto tiene que aclararse en el Parlament. No parece demasiado lógico.

El grave error de PSOE-Reinicia  en su ataque al Grupo Prensa Pitiusa

No hace falta abundar demasiado en la guerra que mantiene el PSOE con este grupo de comunicación al considerar que las noticias no son favorables a sus intereses, pero ayer el grupo municipal en Sant Antoni emitió un comunicado fuera de toda lógica y con muchas imprecisiones. La más grave, que la TEF tiene una audiencia del 0% en la OJD, lo cual es bastante normal porque las televisiones se miden por otros parámetros, incluso IB3, con una ayuda pública de 40 millones al año. Está claro que si fuese por el PSOE los ibicencos se quedarían sin la TEF. La cerrarían.