Opinión / Carmen Tur Ferrer

No confundamos de radioterapia

|

Valorar:

A los ibicencos nos costó mucho que se implantase la radioterapia en la isla para que ahora nos vengan con milongas de black friday en el tema del personal que hay o tenía que haber en radioterapia.

El movimiento pro radioterapia ya dijo en su día que este servicio tenía que ser público de gestión pública, y que, en su caso, tenía que ser una empresa con demostrada solvencia en todos los aspectos para un tema tan delicado como este.

No siempre lo más barato es lo que debe de primar en las concesiones y la Sanidad no es un gasto, es una inversión. La concesión se dio a la Clínica Juaneda. Otra empresa, IMO, ofreció también su gestión, pero se hizo lo posible para que fuera la Clínica Juaneda.

Los 13.601.104,66€ a nuestro parecer no eran suficientes para siete años, contando que se tenía que cubrir el servicio de Eivissa y Menorca. A nosotros no nos salían las cuentas y estamos viendo que a la Clínica Juaneda tampoco, por lo que les explicaré.

El 3 de julio del pasado año se le comunicó el despido al radioterapeuta jefe del servicio de radioterapia de Eivissa el doctor Alberto Oswaldo Noé Angulo. En el Tamib, la empresa Clínica Juaneda reconoció que el despido era improcedente y se le hizo la correspondiente liquidación. Debieron de pensar que muerto el perro se acabó la rabia. ¡Nunca se habían equivocado tanto! Dice la señora Gómez que los ciudadanos están satisfechos. Entonces, ¿cómo se entiende que se haya despedido de forma improcedente al radioterapeuta que tenía titulación correcta?

Este mismo mes el IB Salud solicitó los títulos al personal de radioterapia. Creemos que se deberían conocer los títulos que presentaron, en especial el de radiofísico hospitalario, y digo esto ya que cuando fue nombrado por la Clínica Juaneda el señor Mariano Skumanic, que llegó a la isla el 29-11-2017, no tenía la convalidación al venir de un país extracomunitario y no tenía experiencia en VMAT. La Clínica Juaneda, al parecer, trató el caso con la Comisión Nacional de la especialidad y tendría que pasar un pequeño ‘examen’.
Pues no señores, las cosas en medicina no son así. Se tiene que solicitar la convalidación y lleva un largo proceso que no se resuelve de forma inmediata, y que solicitarlo no equivale a ser concedida. Ese señor tiene un curso de supervisor de instalaciones de RX y esto sirve para radio protección y no para trabajar con pacientes, que es lo que está haciendo. ¿Es o no es así?

El argumento de que no hay radiofísicos para contratar cae por su propio peso. En la Clínica Juaneda –en Mallorca– ampliaron la plantilla en un radiofísico, un año después de haber contratado al señor Skumanic. ¿Es o no es así?

El CSIF, el 25 de noviembre, realizó ‘una visita’, y no debía ser de cortesía, al servicio de radioterapia y comunicó a la directora gerente, al director de gestión del ASEF y a la directora médica del HCM la falta de personal técnico en el servicio de Radioterapia del ASEF. ¿Es o no es así?

Lo grave del caso es que el radiofísico no tiene la homologación y, por lo tanto, no está colegiado. Algo tan fácil de comprobar para todos, menos para la consellera de Mallorca. Es ver el listado de Colegiados del Colegio Oficial de Físicos. Tan solo se necesita un ordenador y ganas de comprobarlo.

La Ley de Colegios Profesionales en 2014 requiere la obligación de colegiación, pero, además, la Ley de Ordenación de profesiones Sanitarias (LOPS) establece que los radiofísicos al ser profesiones sanitarias tienen la obligación de colegiarse. Con esta obligatoriedad, los pacientes se aseguran de que el profesional está verdaderamente facultado para ello, y que lo hace en base a las normas correspondientes. ¿Eso no es así?
El tener un trabajador sin título homologado, es una ilegalidad y es motivo para rescindir el contrato por ser una falta muy grave. Se tiene que tener la homologación de radiofísico hospitalario y no la tiene.

El radiofísico es el profesional que se encarga de comprobar que la dosis que dice la máquina que da, que sea la real que emite. Para eso son los controles dosimétricos diario. Si esta determinación falla, se considera incidencia nuclear.
Quién se encarga de supervisar las unidades de Eivissa y Menorca es el jefe de radioterapia de son Espases el doctor José, Pardo Masferrer.

La Dirección Médica del gran Hospital Can Misses tiene conocimiento de todo ello, al igual que la gerente del hospital, la señora consellera de Mallorca, el sindicato médico… y todos miran para otro lado.

Mariano Skumanic –argentino– llegó a la isla de Eivissa el 29 de noviembre 2017 nombrado por la señora María Coca de la Clínica Juaneda –concesionaria del servicio de radioterapia en Eivissa y Menorca– como radiofísico, cuando en realidad solo tiene el título convalidado de físico. El Colegio Oficial de Físicos de Madrid nos dijo que no estaba colegiado y es obligatorio para ejercer de físico y de radiofísico.

Desde el 2012 no se hacían estas pruebas de reconocimiento de títulos extracomunitarios de especialistas en ciencias de la salud incumpliendo el Real Decreto 459/2010 y ahora en el BOE del 29 de abril se anunció la convocatoria y el señor Skumanic no está en las listas.

El día 3 de diciembre, la consellera mallorquina contestó a una pregunta que le hizo el Grupo PI referente a este tema. Quedó todo ‘claro’ que hay mucha oscuridad en este tema.

Tiene guasa que con grandes titulares se quiera tranquilizar diciendo que Salud garantiza que el personal de Radioterapia tiene todas la titulaciones y que la dirección de Can Misses asegure que el radiofísico tiene homologado su título. ¿Qué título? Y un máster en la Universidad de Valencia. La dirección del centro sabe muy bien que esto de las homologaciones no es cierto. ¿Acaso las ha visto?

¡Pues sí que tiene buena vista? Esto y muchas cosas más ocurren en Radioterapia y serán el tema de otro día.

Para más abundamiento de datos queremos informar de que el señor Mariano Skumanic, el 3 de diciembre, no tenía la convalidación de radiofísico hospitalaro al menos esto es lo que nos ha sido informado desde la Subdirección General de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. ¿Es o no es así? De lo que se viene a entender que hasta esta fecha no tenía el título homologado.

Termina un artículo diciendo que «en estos momentos ya se están cubriendo las bajas de personal del servicio de radioterapia». Han entendido los lectores lo mismo que entiendo yo. Hasta el momento todo funcionaba, ¿cómo funcionaba? Mal. Las bajas no se cubrían y se acumulaba el trabajo en el resto del personal. Así ya salen las cuentas para la Clínica Juaneda.

Señora presidenta del Govern, ¿Qué gana usted permitiendo esta irregularidad? Los pacientes tienen mucho que perder, incluso la vida. Señora presidenta, tómese este tema con la seriedad y celeridad que este se merece, y los ibicencos y formenterenses también.
¿Qué dicen a todo esto nuestros parlamentarios ibicencos? Nos gustaría oír sus voces y votos en el Parlament.

Somos pitiusus, pero no pitufos como algunos se creen. Esto ya parece ser el ‘buñuelovirus’.

Los pitiusos somos generosos y le deseamos a la señora presidenta del Govern Balear tanta salud y alegría como buena intención tiene para solventar los problemas de Can Misses.

De este y otros temas ya les tendremos informados.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.