Las autonosuyas (V)

|

Valorar:

Avuelapluma; ahora ya conocemos que en el país de la abundancia, España (dividido en 17 parcelas de lujo), propiedad exclusiva de sus respectivos reyezuelos (la mayoría de los cuales se retiran con sueldos vitalicios) y sus pomposas cortes de apesebrados (Vicepresidentes, Consejeros, Secretarios Generales, Directores y Subdirectores Generales, Jefes de Área, Delegados Provinciales Autonómicos, Asesores de Libre Designación, Consejo de Garantía, Defensor del Pueblo, Enchufados de las Delegaciones Exteriores, Consejeros de los Consejos Económicos y Sociales, Consejos Consultivos, Gabinetes Jurídicos, Directores de Organismos Públicos Autonómicos, Directores de Empresas Públicas y un sin fin más de miles de moscones que revolotean enfebrecidos,sin duda, atraídos por el aroma de la podredumbre de las 17 réplicas en miniatura del Estado Central), decía, que dada la abundancia en la que nadamos, parece lógico que todo ingreso le parezca poco a esta ensaladilla de inútiles, a la que hay añadir el aderezo de 1.200 diputados para que los reyezuelos no se sientan soliños y ya podemos afirmar que hemos logrado forjar el armazón patrio del monstruo de Frankenstein.

Ahora, es necesario insuflarle vida. Fiuuuuuuu…¡levántate y anda..! ¡Ya está! Pero, el trabajar con carne corrupta conlleva un problema y es que el monstruo para moverse necesita nada menos que 166 embajadas o delegaciones exteriores, más de 27.000 agentes autonómicos que resultan muchísimo más costosos que las fuerzas de seguridad del Estado, unas 100.000 leyes (67% de ellas autonómicas) que nos pueden causar según la CEOE, unas pérdidas de 40.000 de euros y ponen en grave riesgo el mercado interior único, unos 1.100 millones de inversión anual en televisiones regionales (¡Ja, a nosotros nos va a enseñar Kim Jong-un cómo hacer que aplauda la plebe!) y, dado que el monstruo es profundamente torpe por culpa de su cerebro atrofiado, su movimientos solo pueden conducirnos al caos y la ruina. Y, hasta que el pueblo no se arme de antorchas y asalte su guarida, cada reyezuelo continuará saqueando al contribuyente según el ánimo con que se levante y, sus súbditos, todos, solo resultaremos iguales ante la Ley en un par de líneas de la Constitución porque a la hora de pagar Sucesiones, Patrimonio o hacer la Declaración de la Renta, según dónde hayamos nacido, nos parecemos los unos y los otros tanto como un pigmeo y un alemán de dos metros y, mientra que algunas Comunidades solo tienen dos impuestos autonómicos, otras tienen quince a modo de diferenciación folclórica.

Así mismo, hay diferencias abismales en Educación y Sanidad entre los distintos reinos de Taifas (lo abrevio: según donde nazcas tienes bastantes números para ser más tonto y pillar más enfermedades, o en su defecto, para que te las curen peor), según por donde viajes no vas a entender ni las señales de tráfico ni lo topónimos o, un simple cambio de residencia, puede condenar a tus hijos a la inmersión linguística (inmersión, supongo que vendrá de ahogar) y que a la postre, cada vez sean más los lugares en tu propio país donde te sientes extranjero… ¿Y todo eso para qué? ¿A dónde nos ha llevado la creación del tal monstruo? ¿Acaso, tan mastodóntica criatura ha catapultado España a las primeras posiciones mundiales en cuanto a nivel de vida, educación, investigación, creación de empleo o prestaciones? ¡No, ni por asomo! El monstruo, siempre tiene hambre y avanza fuera de control amenazando con devorar todo lo que pilla a su paso, ahí van datos contundentes del gran logro de esa carcoma parasitaria tras cuatro décadas regurgitando nuestra dignidad y ahorros:

- Nuestra deuda externa ha sufrido una progresión desde algo menos del 7% en el año 1975 al 110% actual. Este año, las Comunidades recibirán una financiación, contando fondos europeos y otras partidas, de 146.000 millones de euros (el Gobierno ya ha aprobado que puedan gastar 26.800 millones extras). Según la agencia de calificación de riesgo, Moody´s, el año 2021 acabará con un endeudamiento de 291.000 millones de euros. ¿Y a dónde nos conduce estas cantidades estratosféricas, este derroche que cada año se dispara y aumenta sin control? Nos lleva a esto:

- El 25% de los españoles vive en situación de exclusión social, la pobreza infantil alcanza a un tercio de nuestros niños.

- Tenemos un paro superior al 20% y el juvenil ya alcanza el 44%. *A nivel educativo estamos por debajo de Indonesia, Brunei o Líbano. *La inversión en I+D es la mitad que en Europa.

- 50.000 niños estudian en barracones este curso.

- Tenemos el mayor índice de abandono escolar de la Unión Europea.

- Somos uno de los tres peores países europeos en cuanto ayudas por hijo (Alemania paga ocho veces más). Es fácil sacar conclusiones de a quién beneficia y por qué todavía hay quien defiende el Estado Autonómico. Tal aberración estructural nos lleva a una situación tan esperpéntica que hubiese sido todo un filón, por sus posibilidades creativas, para Valle-Inclán, Espronceda o Berlanga (aunque, posiblemente, es en la saga de Torrente donde encaja a la perfección). Ahora, paso, al disparate puro y duro, la pedrea de otros grandes logros para nosotros de tal configuración territorial:

Llega una pandemia de carácter global y aquí la combatimos desde 17 criterios médicos distintos (supongo, que alguno acertará a base de probar tanto cierres y horarios distintos, confinamientos y medidas extraordinarias), los temas culturales en comunidades como la de Madrid, se gestionan desde tres instancias distintas: Ministerio de Cultura, Ayuntamiento y Comunidad, un cazador necesita 17 permisos distintos para poder cazar, la ITV cuesta el doble según la Comunidad, Andalucía se arroga la exclusividad de todo lo referente al Flamenco, su conocimiento, promoción e investigación, la diferencia de Renta Per Cápita va desde los 35.900 e. de Madrid a los poco más de 19.000 de Andalucía y Extremadura, hay una auténtica guerra entre Comunidades a causa de la eliminación de algunos peajes y el encarecimiento de otros, por los recursos hídricos y por el supuesto expolio de patrimonio artístico, Navarra y País vasco tienen un Régimen Fiscal distinto y mucho más ventajoso, así mismo, uno puede llegar a Presidente sin hablar ningún idioma (¡me río yo del Sueño Americano!), eso sí, exigiendo para limpiar un instituto de Ibiza el Nivel C de catalán... Y es que podría poner mil ejemplos más. Esto no va de izquierdas o de derechas: va de justicia y razón. Y, como de nuevo me quedo sin espacio, sólo me resta suplicaros que comparéis cifras y datos y veáis en qué se va verdaderamente la riqueza de nuestra Patria o qué futuro de miseria le vais a legar a vuestros hijos para que una turba de bandoleros vivan a cuerpo de Rey mientras agitan las banderas del aldeanismo paleto...

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.