Fondos europeos: Nuestro futuro está en juego.

0

Todos estamos de acuerdo en que la llegada de recursos que va a suponer los fondos europeos es una gran noticia para Balears. Sin embargo, tan importante como poder disponer de estos recursos, es también cómo se van a gestionar, cómo y dónde los vamos a invertir. Y sobre ello, por ahora, surgen demasiadas dudas e interrogantes.

En las reuniones que he mantenido en los dos últimos meses con los sectores empresariales de cada una de las Islas para informarles sobre el inicio de la tramitación del Régimen Fiscal de Balears gracias al Partido Popular, uno de los temas que siempre ha surgido es, precisamente, los fondos europeos y la falta de información de la que disponen las empresas, que empiezan a caer en el desánimo bajo el temor de que estos recursos no lleguen a nuestro tejido empresarial.

El pasado mes de septiembre, en mi primera reunión como líder del principal partido de la oposición y única alternativa de gobierno con la presidenta del Govern, Francina Armengol, le ofrecí un pacto sobre las inversiones a cargo de los fondos europeos NextGenerationEU. Se lo ofrecí con la convicción de que, en este tema, el acuerdo era posible; por el hecho de que, por sus plazos de desarrollo y ejecución, los proyectos de estos fondos van más allá de esta legislatura y de este Govern; y porque nos dan la oportunidad de definir el futuro de Balears.

Los fondos europeos deben servir para acometer esas inversiones estratégicas que de otra manera no podríamos financiar y poner en marcha proyectos transformadores y con efecto multiplicador.

Desde el Partido Popular defendimos que los principales ejes deben ser la transición energética, las telecomunicaciones, la economía azul, la modernización del turismo y la orientación de la formación hacia los sectores estratégicos. Me parece importante subrayar la modernización de nuestro sector turístico, porque creo que no se trata de cambiar nuestro modelo, sino de transformarlo y adaptarlo a los nuevos retos.

Sobre estos ejes y tras analizar el plan de inversiones presentado por el Govern, creo que el margen de acuerdo podría ser muy amplio. Sin embargo, Armengol, lejos de responder a mi oferta, no sólo se niega a consensuar estos proyectos con el principal partido de la oposición y única alternativa de Govern en un foro de negociación y diálogo real, sino que ha impedido incluso que pueda ejercerse cualquier control.

PSOE, Podemos y Més, que en 2015 prometían convertir el Parlament en el centro de la vida política, han rechazado con sus votos nuestra propuesta de crear una comisión de control de los fondos europeos en el Parlament, en un total desprecio no sólo a la institución, sino también a los principios de control y transparencia que para nosotros deberían ser irrenunciables en el reparto y gestión de estas inversiones.

Ahora, la falta de voluntad de diálogo, de control y de transparencia, nos exponen a que estos fondos no se inviertan de acuerdo a los verdaderos intereses a largo plazo de nuestras Islas, sino a los intereses cortoplacistas y electorales de Armengol y de sus socios, abocando los fondos NextGenerationEU a un nuevo Plan E de caprichos y despilfarro, en lo que sería perder una oportunidad única para garantizar el bienestar y sostenibilidad del futuro de Baleares.

No cometamos los errores de siempre. Nuestro futuro está en juego.