Marina Mayans es farmacéutica en Sant Ferran. | DAVID SETBETES

1

Las cuatro farmacias de Formentera se quedaron durante gran parte del día de ayer sin suministro de nuevos medicamentos. La causa fue el cambio dispuesto por Autoritat Portuària de Balears (APB) que, desde ayer y en horas punta, no permite que los repartidores lleguen hasta la barca con el vehículo para descargar. Los farmacéuticos se quejaron de que nadie los había avisado y temían que los problemas se repitan los próximos días.

El vehículo de la empresa Bamesa, encargada de la distribución de medicamentos desde Ibiza a Formentera se encontró con la inesperada sorpresa ayer por la mañana de que los trabajadores de Autoritat Portuaria no le permitían acceder a la barca de las nueve y media para cargar su mercancía. Los responsables de APB conminaron al transportista a estacionar el vehículo durante dos minutos a pie de la barca y no pudo desarrollar su trabajo con normalidad.

El resultado no fue otro que la no llegada de medicamentos a Formentera a la hora habitual, poco después de las diez de la mañana, cosa que afectó directamente a las cuatro farmacias de la isla y a sus usuarios.

La situación causó cierto enojo y preocupación en el colectivo farmacéutico. «Como no se ha notificado con antelación, nos encontramos con que los medicamentos que teníamos que haber recibido esta mañana, no los recibiremos hasta las siete o las ocho de la tarde si hay suerte. Además, no sabemos qué va a suceder el resto de los días, porque han cambiado el sistema repentinamente», comentaba Anunciata Guitart, farmacéutica de es Caló, a la que le faltaban ya algunos antibióticos.

Una situación similar se vivía en la farmacia de Sant Ferran, donde también se distinguían algunos cajones de medicamentos vacíos o exiguos de existencias. Marina Mayans, farmacéutica adjunta del establecimiento, se quejaba de una falta de medicamentos que se suma además a la frágil distribución de los mismos que padece la isla. «A diferencia de las farmacias de Ibiza, que se pueden abastecer de medicinas tres o cuatro veces por jornada, Formentera tiene un único servicio diario de medicamentos. Siempre que se nos encargan cosas, son para el día siguiente si vienen de Ibiza», señaló Mayans.

Desde la APB insistían ayer tarde que la medida de restricción de vehículos de carga y descarga se aplica para mejorar los accesos terrestres a los muelles en horas punta. «En esas franjas horarias los repartidores de mercancías han de aparcar en unos estacionamientos a dos minutos del muelle, aproximarse a pie a la barca y dejar o recoger los paquetes», apuntaban desde Autoritat, al mismo tiempo que no podían garantizar que los repartidores se avengan a seguir las nuevas directrices y evitar, así, que se produzcan situaciones similares.