Protección Civil de Formentera se prepara para crear su propia unidad canina de rescate

|

Valorar:
Foto de familia de los integrantes de Protección Civil de Formentera y los canes tras el entrenamiento que tuvo lugar ayer.

Foto de familia de los integrantes de Protección Civil de Formentera y los canes tras el entrenamiento que tuvo lugar ayer.

La agrupación de Protección Civil de Formentera está trabajando en la creación y puesta en marcha de una Unidad Canina de Rescate (UCR). Por esta razón, sus miembros, junto a agentes de la Policía Local y Bomberos de la isla están desarrollando estos días un curso de guías de perros de búsqueda y rescate de personas en la zona de es Cap. En total, 11 trabajadores de los cuerpos de seguridad y tres perros hembra aprovechan la formación para especializarse en este tipo de acciones.

Para ello, hasta la pitiusa menor se han trasladado dos instructores caninos de la UCR de Madrid con el fin de llevar a cabo sesiones teóricas y prácticas. Según explicó Francis Moya, subjefe de la agrupación de Protección Civil de Formentera y jefe de la Unidad Canina, «es un aprendizaje de todos», ya que es indispensable que «el guía entienda el comportamiento del perro». «Es un trabajo común entre ambos que lleva bastante tiempo de aprendizaje», detalló.

De hecho, pese a que los perros de Formentera, según Moya, ya alcanzan un alto grado de fiabilidad, el trabajo va mucho más allá: «Hay que seguir entrenando y formándose, porque cada vez salen técnicas nuevas y hay que estar al día».

Ada, Neta y Duna son los nombres de las tres miembros de esta particular ‘patrulla canina’; dos pastores alemanes y un labrador. Neta es quizás la más conocida, puesto que se convirtió en la primera perra policía de Formentera en 2015 y desde entonces trabaja con los agentes de la Policía Local. Todas ellas ya están iniciadas, pero estas jornadas están sirviendo para «confirmar el aprendizaje que tenían hasta ahora y reforzarlo más todavía, con más motivación y, sobre todo, en grandes áreas», señaló Francis Moya.

El subjefe de Protección Civil de Formentera explicó que los perros de rescate trabajan, generalmente, de dos modos. Pueden seguir el rastro de personas desde un punto de partida hasta llegar a localizarlas o batir grandes áreas delimitadas orientándose a través de las partículas de olor del aire.

Así, en los entrenamientos, los canes trabajan con distintos figurantes, con el fin de acostumbrarse a multitud de olores. De este modo, se evita la frustración del animal y se potencia su voluntad de superación.

Desde Protección Civil de Formentera expresaron tiempo atrás al Consell la necesidad de llevar a cabo esta iniciativa «dada la importancia que están tomando las unidades caninas en un montón de cuerpos y fuerzas de seguridad y de emergencias», y la relevante labor preventiva que puede implicar en Formentera, dadas sus características. El área de Presidència la ha financiado con 2.900 euros de inversión.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.