Un grupo de hombres enfrascados en las tareas de despiece y troceado de la carne del cerdo. | G. M.

2

El Consell de Formentera, a través del área de Agricultura y Ganadería, ha iniciado la campaña para analizar la carne proveniente de matanzas domiciliarias de cerdos con el objetivo de controlar la triquinosis, según ha comunicado la máxima institución insular este viernes.

Desde el Consell recuerdan que la triquinosis es una enfermedad parasitaria que puede transmitirse a los humanos a través de carne de cerdo cruda o poco cocinada (también de jabalíes y de caballos) o embutidos no sometidos a tratamiento térmico, como la sobrasada. Para evitar la triquina debe someterse la carne de cerdo procedente de matanzas tradicionales a un análisis de triquina.

Para realizar estos análisis, entre el 1 de noviembre de 2021 y el 30 de marzo de 2022, las personas interesadas se pueden poner en contacto con el área de Agricultura y Ganadería situada en el Centro Antoni Tur 'Gabrielet' en horario de 9 a 14 h, a través del correo electrónico agricultura@conselldeformentera.cat o al teléfono 971 321 087.

Los trabajadores del Consell facilitarán material e instrucciones para la toma de muestras e información de los veterinarios colaboradores en el diagnóstico de triquinosis de los cerdos sacrificados para que su consumo doméstico sea seguro.