Trabajos para retirar la posidonia muerta de una playa de Formentera.

0

El Consell insular de Formentera inició ayer los trabajos de retirada de la posidonia muerta de las playas de la isla. Se trata de unas labores que se tenían que haber ejecutado en el mes de mayo, pero por diversos factores se fue retrasando hasta ya entrada la temporada turística.

En un principio, según indicaron desde la institución insular, la normativa vigente no permitía proceder a la retirada de la posidonia dentro del ámbito del Parque Natural de ses Salines antes del 15 de mayo, ni que se retiraran las algas mientras éstas no estuvieran totalmente secas.

Una vez seca la posidonia, se averió la máquina que se utiliza para realizar estas labores. Una avería de cierta enjundia que obligó al Consell a enviar fuera de la isla la pieza defectuosa para su reparación.
Desde la Conselleria de Medio Ambiente recordaron que la posidonia «es una planta muy beneficiosa para nuestras playas» y que la retirada de sus hojas muertas «es un trabajo delicado que se tiene que realizar por personal especializado».

Asimismo, insistieron en que «tienen que haber siempre un punto de equilibrio que nos permita tener las playas atractivas pero sin comprometer su ecosistema».

Hay que recordar que el retraso en la retirada de estas algas de las playas de la pitiusa del sur ha provocado quejas tanto de residentes como de turistas y sectores empresariales.

Desde la Pimef su gerente, Lidia Álvarez, indicaba que no estaban «nada contentos» con la gestión de la retirada de la posidonia. «Cuando empieza la temporada, que es el 1 de mayo, ya deberían estar todas las playas limpias, porque del 1 al 15 no hay tanta diferencia para que medioambientalmente afecte a la playa» subrayaba Álvarez, que criticaba a su vez que en las fechas en las que estamos sigan las montañas de posidonia sin recoger. «Si bien es cierto que el tractor está estropeado», reconocía la gerente de la patronal, «se puede alquilar uno, porque para eso hay medios en la administración, y limpiar de una vez las playas en lugar de que esperar a que llegue la pieza de no sé dónde».