Córdoba, el pasado martes, con dirigentes de PSOE y Gent per Formentera. Ese día no acudió al Parlament porque dijo que estaba enfermo.

El presidente del Consell de Formentera, Llorenç Córdoba, admitió en su declaración de la Renta de 2021, que es pública, haber registrado unas pérdidas en bolsa de 144.107 euros. En dicha declaración Córdoba incluyó tres operaciones. En una de ellas perdió un total de 235.000 euros, mientras que la suma de las otras dos le dieron un beneficio de 90.892 euros. El propio Córdoba ha admitido que su situación económica es muy delicada mientras desde Sa Unió, coalición a la que pertenecía el presidente de Formentera hasta el miércoles, aseguran que está arruinado.

La información facilitada por el propio Córdoba confirma que su situación económica era más que delicada. De hecho, otra información que aportó fue el dinero que tenía en sus cuentas corrientes en el momento de ser elegido cargo público. En total, Córdoba disponía de 1.600 euros en sus cuentas. Además, el presidente de Formentera declaró cinco préstamos pendientes de pago. En concreto, una cuenta crédito de 29.000 euros, una hipoteca abierta de 18.915 euros, un préstamo hipotecario de 6.155 euros, un préstamo personal de 12.490 euros y otro crédito de 30.000 euros. En total, Córdoba adeudaba unos 100.000 euros.

Precisamente, y como consecuencia de su difícil situación económica que según Sa Unió le forzó a solicitar un sobresueldo de hasta 4.000 euros al mes, Córdoba publicó, poco después de ser elegido presidente del Consell, un anuncio para traspasar su clínica veterinaria en Sant Ferran.

Los ingresos actuales de Córdoba también son públicos. Ingresa 54.000 euros brutos al año como presidente del Consell y en calidad de diputado tiene unos ingresos que oscilan según la actividad parlamentaria. En enero y julio percibe apenas 423 euros, pero en febrero, marzo, abril, mayo y octubre su nómina ya llega a los 2.543,11 euros. En julio y septiembre la dieta globalizada prevé 2.119,25 euros para los diputados rasos como Córdoba, mientras en noviembre y diciembre, que son los meses con más actividad parlamentaria, ingresa 2.966,93 euros. Solo en agosto no se percibe ni un euro ya que el Parlament permanece cerrado. En total, Córdoba percibe algo más de 23.000 euros al año como dieta globalizado gastos aparte. No puede compatibilizar su actividad política con su negocio privado.