4

El portavoz de PSOE-Pacte aseguró ayer que con el PP el Consell «ha embarrancado». «Nos han enviado a las rocas, como el barco aquel», dijo Tarrés en referencia al Maverick Dos. Como ejemplo argumentó que el paro bajó el año pasado (cuando ellos gobernaban) un 9,1% en mayo y, sin embargo, esta temporada ha vuelto a subir en un 11,5%. «Es el peor mes de mayo de nuestra historia», criticó el progresista, que indicó que Eivissa hace un año era el «motor de Balears» y estaba «remontando la crisis» y ahora «está a la cola». Tarrés aseguró que se han perdido 26.773 pasajeros en el aeropuerto de Eivissa entre diciembre y abril y 2.000 si se compara este mayo con el anterior. Sin embargo, Mallorca «ha ganado 15.500». Asimismo, destacó que aquí se han perdido 25.000 pernoctaciones hoteleras, «el doble que en Mallorca».

Para Tarrés los culpables de esta situación son Bauzá, Delgado y sus políticas «recentralizadoras» que hacen que «Mallorca suba y Eivissa baje». El progresista quiere recuperar los 3 millones que antes se invertían en promoción turística en Eivissa y que ahora Carlos Delgado «destina a no sabemos qué». Por ello, ofreció al equipo de gobierno «un gran pacto» en promoción turística para reclamar al Govern «lo que nos corresponde». Recordó también que el PP ha incumplido promesas, ya que no ha bajado el IVA ni las tasas aeroportuarias, además de «desdecirse» del tema de la obligación de servicio público de los vuelos con la Península. «Han acabado haciendo lo contrario de lo que prometían y encima nos dan la culpa a nosotros», criticó Tarrés, que acusó a los populares de pedir más créditos en 9 meses que ellos en cuatro años, de recortar las becas un 40%, de subir el precio de las guarderías un 26% y de no abrir las residencias. También criticó que el presidente anuncie un superávit de 1,8 millones cuando hay asociaciones sociosanitarias que están a punto de cerrar porque no les pagan.

Asimismo, lamentó que en este año no se ha avanzado en un nuevo modelo de financiación, sino que se han perdido 5 millones en gasto corriente y 17,3 en inversiones. También acusó a Serra de «hundir al Consell en un pozo» porque el alcalde de Santa Eulària, Vicent Marí, uno de los «líderes ideológicos del PP» dijo que se debería eliminar el Consell. «¿Cómo puede gobernar una institución un partido que promueve que desaparezca?», se preguntó.

Criticó que haya 140 personas en lista de espera para entrar a las residencias, que haya pacientes en un pasillo mientras la 3ª planta de Can Misses está cerrada y que el PP «haya renunciado a la radioterapia». Todo, mientras en Palma «se reinician las obras del Palau de Congressos» tras la inyección de 10 millones de Bauzá. También criticó los 16,9 millones que se pagan cada año por las autovías y que la educación y la sanidad «se están yendo a pique».

También lamentó que el Consell siga teniendo once consellers cuando ellos terminaron la legislatura con nueve. También criticó que Agricultura reduzca su presupuesto un 40% y tenga más personal.