0

El Comité de Derechos y Garantías del PP balear aprobó por unanimidad trasladar a los servicios administrativos las 300 afiliaciones sospechosas de Eivissa «para su comprobación», según señaló la formación en un comunicado, descartando así la apertura de algún expediente. De esta forma el Partido Popular balear apuntó que se trata del «cotejo y comprobación de aquellas que sean correctas, las que tengan defectos subsanables, corregirlas, y las que pudieran ser manifiestamente irregulares».

Así, según continúa el comunicado, las afiliaciones correctas «se remitirán a la Junta insular ibicenca y de existir afiliaciones que sean incorrectas, los servicios administrativos del PP informarán de las mismas al Comité Ejecutivo Regional, que decidirá sobre las mismas, al ser afiliaciones ya aprobadas por el Comité Insular de Eivissa».

El presidente del PP ibicenco, Miquel Jerez, no quiso hacer declaraciones sobre este asunto a pesar de que él mismo fue quien remitió estas afiliaciones sospechosas al Comité de Derechos y Garantías y quien instó a la formación balear a investigar este asunto: «No voy a entrar a valorar este tema», apuntó ayer zanjando el asunto.

El presidente del Consell y candidato a la presidencia del PP Vicent Serra indicó que «respeta» la resolución del Comité de Derechos y Garantías, que permitirá «aparcar esta situación» y plantear una campaña interna «normal». Serra reconoció que su sector siempre ha pedido que se hiciera justicia con este asunto, pero manifestó su máximo respeto a la decisión. «No sé exactamente lo que se envió, pero se supone que había dudas sobre una serie de afiliaciones y tengo entendido que no es que se haya resuelto dejarlas fuera, sino que se han pasado al comité de afiliaciones para que valore cuáles son correctas y cuáles no, por lo tanto el proceso no ha acabado». Preguntado por si se tendrían que haber abierto expedientes disciplinarios por este asunto, indicó que quiere asumir la campaña electoral interna «sin recurrir a este tipo de argumentos».

El otro candidato a la presidencia del Partido Popular, José Sala, ayer no atendió el teléfono. Aún así, su mano derecha y presidente del PP de Sant Antoni, Joan Pantaleoni, explicó que la decisión del Comité de Derechos y Garantías de trasladar las afiliaciones al departamento administrativo «es muy positiva porque eso significa que, en principio, no ha visto ninguna irregularidad y eso es lo que hemos mantenido nosotros desde el primer día».