5

La junta directiva de la Petita i Mitjana Empresa d’Eivissa i Formentera (Pimeef) criticó ayer, a través de un comunicado, «el nivel intolerable de intrusismo y competencia desleal que existe en todos los sectores de la economía de las islas» lo que provoca que se dé una imagen «paupérrima y tercermundista». Por ello, la patronal quiso expresar su «más enérgica condena e indignación» por esta práctica ilegal.

A través de un comunicado, la patronal aseguró que, debido a la crisis, «el intrusismo se ha incrementado notablemente, ya sea por personas que vienen a hacer la temporada o por empresas y trabajadores que se han pasado a la economía sumergida».

Desde Pimeef criticaron que a la «tradicional inactividad y parsimonia de las administraciones públicas, se debe añadir ahora la época de recortes que están viviendo, lo que llevará sin duda a un empeoramiento de las condiciones laborales del personal dedicado a la inspección». Ante estos hechos, la patronal señala que estas circunstancias «actuarán como un verdadero efecto llamada para aquellas personas que creen que cualquier actividad irregular no será penalizada en el país».

Los empresarios destacaron en el comunicado que las irregularidades son de todo tipo: «Actividades económicas sin estar dado de alta en Hacienda, personal sin Seguridad Social, ‘pasotismo’ en la normativa de seguridad alimentaria o riesgos laborales, falta de licencias de actividad o excesos e incumplimientos en las mismas, personas que vienen a hacer el ‘agosto’ y dejan a proveedores con facturas pendiente al marchase con precipitación», entre otros.

En este sentido, desde Pimeef alerta que la imagen de un destino turístico «lo es todo en los tiempos actuales y no sólo se puede vivirde famoseo y de un elitismo mal entendido». «Cuando se desciende a estos niveles, los más habituales, la imagen que se da a los visitantes es paupérrima y tercermundista», indicaron en el comunicado.

Ante esta situación, desde Pimeef indicaron que «ya basta del ‘todo vale’ y de la tranquilidad con que actúan verdaderos grupos organizados» y apuntaron que en breve solicitarán una reunión con el director insular de la Administración del Estado y con diversos ayuntamientos para exponer una vez más problemáticas concretas que padecen los empresarios legales de las islas.