Vista aérea de Sant Antoni, población en la que el Ayuntamiento quiere llevar a cabo un plan de reconversión turística.

4

El Ayuntamiento de Sant Antoni pedirá ya en el próximo pleno al Consell d’Eivissa que declare Sant Antoni como Zona Turística Madura, lo que le permitirá acceder a una serie de beneficios para que los empresarios renueven sus establecimientos, como por ejemplo aumentar la altura de los hoteles. El concejal de Turismo, Vicent Ribas, Mestret, se mostró muy satisfecho porque el decreto que aprobará hoy el Govern y que ayudará a la renovación de espacios obsoletos les permitirá avanzar en un plan de reconversión en el que llevan trabajando «desde hace mucho tiempo».

«El decreto nos abre las puertas, desde el Govern ya sabían que nosotros teníamos interés y han dejado la puerta abierta a que municipios como Sant Antoni nos unamos», explicó Ribas.

Respecto a la posibilidad que ofrece el Govern de que los hoteles de estas zonas maduras de 4 y 5 estrellas puedan ganar edificabilidad mediante la construcción de una o dos plantas más, el regidor indicó que es «una medida interesante» siempre que sea para mejorar la calidad. «Así los hoteles de Sant Antoni no ocuparían más territorio, pero habrá que ver si los hoteleros tienen interés», explicó Ribas, que recordó que actualmente los edificios más altos que hay en Sant Antoni no son hoteles, sino viviendas. «Hay algún hotel grande, pero tenemos entre 80 y 90 establecimientos y la mayoría son pequeños, con una media entre 80 y 120 plazas», remarcó el concejal, que destacó que su oferta es de negocios familiares y «de gente del pueblo».

[Lea todos los detalles de la información en la edición impresa o en Kiosko y Más]