0

El Parlament ha validado, durante la sesión plenaria extraordinaria que ha tenido lugar este martes, el Decreto Ley de movilidad intraadministrativa temporal de la administración de Baleares, con los votos a favor del grupo parlamentario 'popular' (32) y el rechazo de los partidos de la oposición (25), que han asegurado que «vuelve la dedocracia».

Según el Govern, este decreto permite cubrir, sin aumentar el gasto, los departamentos con falta de personal de manera temporal y, aunque prioriza la movilidad voluntaria, establece incentivos para el personal que de manera forzosa tenga que participar en las comisiones de servicios, pero, no supone, «eliminar los bolsines de interinos».

Desde los grupos de la oposición, han criticado tanto «el fondo y la forma» de la normativa ya que «no está justificado» que se tramite mediante un Decreto Ley porque «no hay urgencia» y, según han censurado, tanto PSIB como MES, se hace de esta manera para evitar el debate parlamentario y la posibilidad de realizar enmiendas.

En este sentido, la diputada socialista Pilar Costa ha señalado que con esta normativa se vuelve a «la dedocracia» y «provocará el «nombramiento con abusos de autoridad». De esta manera, el diputado de MÉS Nel Martí ha aseverado que este decreto sigue con la «función purificadora» que destierra al catalán de la Administración.

Por su parte, el diputado 'popular' Fernando Rubio ha explicado que ésta es una «propuesta oportuna» y responde a la responsabilidad del PP de trabajar «con eficiencia» y ha dicho que no comparte las críticas de la oposición de que el Decreto no es urgente ya que «incide de manera directa en la situación económica».