La delegada d’Educació, Belén Torres, en primer término, escucha la intervención de los docentes en el pleno.

33

El pleno del Consell d’Eivissa contó ayer con la presencia de un grupo de docentes de la Coordinadora de Professorat Preocupat, que pidió públicamente que los diputados del PP ibicenco voten en el Parlament contra la validación del decreto 5/2013 por el cual se aprobó de forma urgente el Tractament Integrat de Llengües (TIL). Los docentes, que intervinieron al final de la sesión, solicitaron también «diálogo» y que se cumpla con la promesa electoral que llevaban los populares en programa, que era aplicar «una educación fruto del consenso».

El presidente del Consell, Vicent Serra, aseguró que la petición de los docentes constará en acta y se transmitirá al Govern. «Nuestra postura está siendo clara, tenemos una preocupación evidente», indicó Serra, que más tarde explicó a los periodistas que ve «complicado» votar en contra del TIL como le piden, ya que los libros «ya están comprados». «Este año creo que habrá TIL de una forma u otra, aunque estamos a lo que diga Educació», destacó el presidente, que remarcó que están en contacto diario con la Conselleria para transmitirles la «preocupación» que hay, «que seguro que está captando también el Govern balear».

Preguntado sobre si en el PP de Eivissa se ve el conflicto de forma distinta a como lo ve el Govern, Serra reconoció que en Palma se ve «de otra manera» porque «ellos tienen la gestión de la competencia y saben qué contactos han tenido con el colectivo en huelga y las ofertas que han hecho». Según recordó, después de que el Govern ofreciera diálogo los profesores pidieron la retirada del TIL, pero según les dicen desde Educació el TIL está demasiado implantado como para realizar una «retirada total y absoluta». Vicent Serra no cree que el Govern sea el único que tiene que hacer un gesto. «Un gesto lo tenemos que hacer todos tal vez», indicó el presidente, que reconoció que la situación está «enrocada». Por otro lado, confió en que la huelga no continúe muchos días más. «Esto tiene que parar, los alumnos no pueden estar así. Esperemos que esto no tenga continuidad muy a largo plazo porque estaríamos en una situación bien complicada y se podría perder un curso», agregó.