Imagen de archivo de un grupo de turistas británicos en Eivissa. | EVA MEDINA

0

El mercado británico continúa confiando en las Pitiüses para pasar sus vacaciones. Según los últimos datos del Observatorio del Turismo del Govern, en los nueve primeros meses del año llegaron a Eivissa y Formentera un total de 723.948 viajeros británicos, lo que supone un aumento del 10% en comparación con el mismo periodo del año pasado cuando llegaron 657.447 turistas de esta nacionalidad y del 16% si se compara con el 2011 (considerada como una de las mejores temporadas que se recuerda) cuando aterrizaron en el aeródromo pitiuso un total de 623.456 turistas de nacionalidad británica. En comparación con hace dos años, por tanto, hasta septiembre de este ejercicio las Pitiüses recibieron la llegada de casi 100.500 turistas británicos más que hace dos años.

Si la llegada de turistas se pone en relación con el gasto asociado a su estancia se demuestra que este año las Pitiüses recibieron 66.501 turistas más hasta septiembre que en el año 2012, pero éstos gastaron dos millones menos que el año pasado. En este sentido, los 657.447 británicos llegados en los nueve primeros meses del 2012 desembolsaron durante sus vacaciones pitiusas un total de 659,2 millones de euros. Sin embargo, en comparación con hace dos temporadas (cuando los 623.456 turistas británicos gastaron 515,7 millones de euros), el gasto turístico ha aumentado en 141,5 millones de euros.