0

Desde que se abrieron las puertas del nuevo Can Misses -el 7 de julio de este año- hasta el pasado 30 de septiembre, el centro ha realizado 1.591 consultas externas más que en el mismo período de 2013, cuando éstas visitas se realizaban en el edifico antiguo.

De las 8.227 (contando primeras vistas y visitas sucesivas) que se llevaron a cabo el año pasado se ha pasado a 9.818, lo que supone un aumento del 19,33 por ciento. Estas consultas corresponden a los seis servicios que se prestan en el nuevo complejo desde la puesta en marcha del mismo, es decir, Dermatología, Endocrinología, Medicina interna, Neurología, Pediatría y Urología.

Más salas

La causa más directa de este incremento es que las citadas áreas disponen de un mayor número de salas. Por ejemplo, Dermatología ha pasado de dos a tres y Urología de una a cuatro. Pero la mayor comodidad con la que trabajan ahora los facultativos también incide positivamente en las cifras que presenta el nuevo hospital.

Más allá de la cantidad de visitas que se logra realizar, según el jefe de Dermatología del complejo hospitalario, Andrés Palacio, una de las consecuencias más relevantes de la mejora de las instalaciones es que «también aumenta -en ocasiones incluso se duplica- el tiempo que dedicamos a cada uno de los pacientes».

Además, Palacio recuerda que en éste servicio de Dermatología, se ha puesto en marcha un gabinete donde se practica cirugía menor y en el que ya se ha intervenido a 60 usuarios.