0

La Comisión Ejecutiva del área de Consumo del sindicato UGT en las Pitiüses advirtió ayer de las consecuencias que tiene para Eivissa la parálisis sufrida por el Imserso tras el retraso en la adjudicación de los paquetes vacacionales, que ya dejó a la isla sin este tipo de turismo a finales de año y que continúa sin concretarse de cara a los próximos meses.

Según los cálculos que explicó en rueda de prensa Fernando Fernández, en torno a un millar de trabajadores fijos discontinuos de zonas como Sant Antoni, Santa Eulària y Es Canar se verán afectados por esta situación. Entre 700 y 750 estarían relacionados con los establecimientos hoteleros y el resto, con la oferta complementaria (comercio, restauración, transportes, etc.). De hecho, alertó de que sólo un hotel de los 12 que abrieron el pasado ejercicio ha confirmado que alojará a turistas del Imserso desde primeros de febrero. Otros cinco, según adelantó, ya han declinado operar con estos lotes subvencionados y el resto «están preocupados porque no saben si merecerá la pena».

Incertidumbre

Fernández aseguró que el abaratamiento de precios por plaza (20 euros con pensión completa y bebida en hoteles de tres estrellas y 20,5 euros en los de cuatro) y la falta de garantías de ocupación (el año pasado se aseguraban hasta el 80% de las plazas) mantiene en vilo a media docena de establecimientos hoteleros, que abrirán en función de la oferta.

«Si a partir de marzo tenemos Imserso, bienvenido sea, pero a los 40.000 visitantes que tuvimos el año pasado no llegaremos ni de coña», lamentó Fernández durante su intervención, en la que hizo un «llamamiento» a las instituciones competentes «para que no dejen caer lo que ya teníamos; hoteles que abrían nueve meses, desde febrero hasta noviembre», y que ahora, en principio, sólo lo harían de mayo a octubre.

«Es una situación preocupante», prosiguió Fernández: «Hemos visto en Fitur cómo a los políticos y los empresarios se les llenaba la boca con ‘desestacionalizar’ y vemos cómo un paquete que ayudaba a ello está a punto de perderse», advirtió el representante sindical.

Desde UGT también destacaron que la cancelación de viajes a Canarias por la falta de hoteles abiertos podría beneficiar a Balears, pero Fernández cree que estos paquetes vacacionales sólo se desviarán a Palma: «Puede que no quede nada para Eivissa porque es más rentable llevar un vuelo completo a Mallorca que dos medio llenos a varias islas».

Fernández no quiso entrar en cuestiones políticas pero apremió al Ministerio de Sanidad, de quien depende el programa del Imserso, a pedir responsabilidades a la empresa adjudicataria de los lotes a las islas (Mundiplan). También solicitó que «se agilicen los trámites» de cara al próximo ejercicio: «El paquete saldrá a la venta en abril y lo que no queremos es que se asigne en noviembre como ha ocurrido este año. Que agilicen los trámites y se dejen de tonterías».

LA NOTA

Tres años de congelación salarial en el comercio

Fernando Fernández informó ayer sobre el inicio de las negociaciones para la firma de un nuevo convenio laboral en el sector de comercio, que afectará a cerca de 40.000 trabajadores en Balears. Después de tres años de congelación salarial, desde UGT confían en que los trabajadores se beneficien de una subida “ahora que vienen tiempos de vacas gordas”. Ayer se constituyó la mesa en Palma, compuesta por 15 miembros de la patronal y otros 15 de la parte sindical (ocho delegados de UGT y siete de CCOO). Una vez se elabore la plataforma del convenio se convocarán reuniones periódicas para buscar un acuerdo. Cadenas como Eroski, Lidl o Mercadona quedan fuera de este convenio al tener uno propio.