0

El hipódromo de San Rafael acogió ayer la comida navideña solidaria del PSOE, donde acudieron, entre otros, Francina Armengol, presidenta del Govern balear, y Vicent Torres, secretario general de la FSE y presidente del Consell d’Eivissa. La comida solidaria se celebró a beneficio de la Plataforma Sociosanitaria y contó con la participación de cerca de 300 personas.

Tanto Armengol como Torres mantuvieron que para el PSIB ha sido complicado este año y cuatro meses al frente, pero cierran este 2016 con un balance positivo y con trabajo por delante. «Podemos hacer un balance más que positivo y a partir del año que viene comenzaremos a ver iniciativas en Ibiza para llevar a cabo los proyectos marcados», comentó Vicent Torres.

La «reconquista» de derechos, el crecimiento de la economía, una mejor redistribución de la riqueza y el aumento de la inversión en nuevas infraestructuras públicas fueron los puntos que Francina Armengol señaló como los avances que se llevaron a cabo durante este primer balance al frente del Govern de las Illes Balears. Aun así, Armengol volvió a recordar que queda mucho trabajo por hacer para el próximo año. Un 2017 en el que la presidenta del Govern ya tiene puesta la mirada en consolidar unos presupuestos que ya tienen aprobados el Consell d’Eivissa y está pendiente de tramitación parlamentaria. «Tiene que significar más derechos a la ciudadanía, mejores servicios públicos, más inversión pública y redistribución de la riqueza que se crea en las Illes Balears», explicó la propia Armengol.

Incluso, la presidenta del Govern balear recordó que el 2017 será un año en clave interna de congresos del PSOE tanto a nivel estatal como autonómico. «La militancia del PSOE tiene que ser activa y que decida un proyecto político de izquierdas, participativo y que defienda un modelo de estado diferente al que tenemos», indicó Armengol a lo que añadió que la idea principal es que se convoque un congreso lo más rápido posible, donde la militancia base sea la que decida quien lo tiene que dirigir y qué proyecto político quiere.

Por su parte, el secretario general de la FSE y presidente de la máxima institución insular se refirió, además, al «apoyo» de la militancia de los socialistas ibicencos en una etapa «difícil» para el partido, pero que ha tenido la «contrapartida» de contar con un gobierno progresista a nivel autonómico e insular «que ha permitido poner en marcha iniciativas que nos han supuesto el avance en temas tan importantes como el agua o las políticas sociales, que se están traduciendo en una mejora en la vida de las personas», precisó Torres, quien concluyó que este año ha sido «positivo» y que tendrá continuidad en el 2017 «para poder ver la luz al final del túnel».