Municipios - Informe sobre las piscinas públicas

Las piscinas de Ibiza cuentan con 2.000 usuarios en espera

| Eivissa |

Valorar:
preload
La apertura de la piscina de Can Misses ha permitido al municipio de Vila reducir la lista de espera en un 50% desde hace menos de dos años. Foto: DANIEL ESPINOSA

La apertura de la piscina de Can Misses ha permitido al municipio de Vila reducir la lista de espera en un 50% desde hace menos de dos años. Foto: DANIEL ESPINOSA

Las piscinas públicas de los cinco municipios y del Consell d’Eivissa cuentan actualmente con cerca de 2.000 usuarios en lista de espera por la falta de instalaciones y por la elevada demanda, sobre todo en edades tempranas. Según los datos facilitados a lo largo del mes de febrero por las distintas administraciones locales, así como las correspondientes al complejo deportivo de es Raspallar, dependiente de la máxima institución insular, actualmente hay 1.917 personas registradas aguardando plaza para uno de los niveles o grupos que se ofertan en las piscinas públicas de las diferentes parroquias.

Las piscinas municipales de Sant Antoni (492), Vila (491) y Santa Eulària (314) son las que presentan un mayor número de solicitudes sin ser resueltas. Por el contrario, en Sant Joan no hay ningún usuario en lista de espera, según informaron fuentes municipales. En el municipio con mayor población, el de Eivissa, la reapertura de la piscina de Can Misses ha permitido que la lista de espera se reduzca a la mitad, pasando de cerca de un millar de apuntados a los 491 actuales.

Mientras tanto, la piscina insular de es Raspallar, en el polideportivo de sa Blanca Dona, cuenta con más de 500 usuarios aguardando plaza. Según los datos facilitados, en los grupos de Aquagym hay 297 niños y 28 adultos en espera. Desde es Raspallar puntualizan que aunque hay plazas libres en varios grupos, estas no se cubren por incompatibilidad de horarios de los demandantes.

En natación hay cerca de 200 niños de tres a cinco años sin plaza, mientras que en los grupos de 12 a 16 años la lista se reduce a una decena. Según el responsable de este área en el centro, en los últimos años se mantiene la misma tendencia en cuanto a las peticiones no satisfechas. En es Raspallar hay un total de 800 plazas con monitor entre todas las edades, de las cuales están ocupadas «un 85%, aproximadamente», indicaron desde el complejo deportivo.

Cambios en Vila

Desde la reapertura de la piscina municipal de Can Misses, en julio de 2015, se produjeron una serie de cambios que han contribuido a un importante descenso en las listas de espera. El traslado de los clubes de natación y natación sincronizada permitió asumir nuevas plazas y horarios en las instalaciones de Es Viver. El nuevo espacio también ha facilitado la creación de un equipo de waterpolo así como entrenamientos específicos de la sección de triatlón.

También en Can Misses se lleva a cabo el Plan Escolar, donde 11 escuelas y guarderías participan con 365 niños y niñas.

Según explican fuentes municipales, el hecho de liberar la piscina municipal de es Viver con la apertura de la de Can Misses ha hecho que la lista de espera pase de cerca de 1.000 personas a las 491 que hay en la actualidad. Es decir, la lista de espera se ha reducido en alrededor de un 50 por ciento en los últimos 18 meses.

Desde el consistorio también atribuyen estas mejoras a la ampliación de horarios de la piscina de es Viver, que actualmente abre también a mediodía, así como los sábados por la tarde y los domingos por la mañana, lo cual beneficia tanto a las familias como a deportistas de alto nivel, que aprovechan los domingos por la mañana para entrenar.

También se han ampliado los grupos de natación con monitor, se han cubierto todas las plazas de monitor disponibles (había dos libres que se han ocupado) y se han creado nuevos cursos de bebés en invierno –hasta ahora sólo había cursos esporádicos en verano.

El municipio de Vila cuenta con 730 abonados en natación libre y 99 en la modalidad de gimnasio y natación. En cuanto a la lista de espera, que alcanza a 491 usuarios, la gran mayoría, 317, corresponde al nivel inicial (niños y niñas de 3 a 5 años).

Sant Antoni es el municipio con el mayor número de usuarios sin plaza por la falta de instalaciones. La lista de espera en el polideportivo de Can Coix alcanza las 492 personas entre todos los niveles de natación, desde bebés a adultos, incluyendo el Aquagym. Según fuentes del Consistorio portmanyí, el grupo con más lista de espera es de niños de iniciación (255).

Santa Eulària crece

En Santa Eulària el aumento de población experimentado en los últimos años ha elevado la cifra de personas en lista de espera a 314, según los datos facilitados por el gabinete de prensa de la institución. En la piscina del polideportivo de la Villa del Río hay 155 inscritos sin plaza. Por contra, existen 304 usuarios de cursillos, 112 en natación libre, 76 integrantes del Club Natación Santa Eulària, ocho triatletas de la escuela municipal y 375 niños y niñas que participan dentro del Plan Escolar. Casi la mitad de los alumnos en lista de espera (75) corresponden a bebés de 0 a 3 años, 56 tienen entre 4 y 6 años y 24, entre 7 y 16.

En la piscina de Santa Gertrudis la falta de plazas afecta sobre todo a los nacidos en 2013 y 2014. De los 159 usuarios que aguardan sitio, 65 tienen entre 3 y 4 años de edad. En los grupos de adultos hay una lista de espera de 17 personas, pero aunque la piscina dispone de plazas libres para ofertar, los horarios no satisfacen a los usuarios por asuntos laborales, explicaron fuentes del Ayuntamiento.

En el municipio de Sant Josep hay 85 personas en lista de espera para la piscina municipal, según los datos facilitados por el Ayuntamiento. Como en el resto de municipios, es el nivel inicial (rosa) el que tiene un mayor número de demandas. 40 niños y niñas de dos y tres años no disponen de plaza. Fuentes municipales explican que las inscripciones para las nuevas plazas disponibles para los cursos con monitor se hacen durante el mes de agosto. Una vez se cubren las plazas, se abre una lista de espera que tiene validez hasta el 30 de junio del año siguiente, según viene establecido en la modificación de la ordenanza reguladora de la tasa para la utilización de la piscina municipal.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.