1

Cuando muchas personas han comenzado ya a contar los minutos para que en Ibiza se respire el inconfundible aroma a incienso que desprende la Semana Santa, la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Cautivo organizo ayer una emotiva jornada de convivencia con sus cofrades con motivo de la celebración de su Tríduo. Así, en un sencillo, pero emotivo acto espiritual en la parroquia de la Santa Creu, un total de 25 nuevos cofrades fueron agasajados con la imposición de la medalla de la cofradía que les reconoce como miembros de la hermandad.

Posteriormente, una veintena de costaleros se calzaron las trabajaderas de las andas del paso de su sagrado titular para llevar a cabo, por las calles aledañas a la iglesia de la Santa Creu, su tercer ensayo solidario para recaudar donaciones de alimentos a beneficio de Cáritas. La jornada solidaria de la Cofradía del Cautivo finalizó con una comida de hermandad en la que se degustó un exquisito arroz de matanzas para 200 comensales.