Una revisión de fármacos en ancianos reduce los medicamentos y efectos secundarios

| Eivissa |

Valorar:
preload

La revisión de los fármacos que toman los pacientes polimedicados de edad avanzada ha permitido disminuir el número de medicamentos y corregir problemas relacionados con los efectos adversos. Este es el resultado de estudio «Revisión del tratamiento de la persona mayor polimedicada», realizado por profesionales del Área de Salud, el grupo de trabajo del polimedicado de la Comisión de Calidad de Atención Primaria del Área de Salud, y que ha sido premiado en la Jornada Balear de Salud.

En el estudio piloto realizado sobre 120 informes de pacientes se constata que por cada diez pacientes revisados se disminuyen siete medicamentos y se corrigen diez problemas relacionados con los efectos secundarios. En la actualidad se han revisado 1.170 pacientes polimedicados de edad avanzada, 315 de ellos en 2016.

Esta iniciativa se desarrolla desde hace cinco años después de que la comisión de calidad de atención primaria detectara que uno de los problemas relevantes era la excesiva medicación en el paciente anciano. De hecho, más de un tercio de los pacientes que acuden a urgencias presentan problemas asociados a la medicación que se pueden prevenir en un 70% por lo que se considera que una revisión estructurada de tratamiento es una de las estrategias de mejora para potenciar la prescripción terapéutica adecuada. Ante esta situación se constituyó un grupo de trabajo formado por un farmacéutico de atención primaria, la enfermera, trabajadora social y médico de familia que empezaron a desarrollar este trabajo sobre pacientes mayores de 70 años con ocho o más medicamentos crónicos a los que se le hace una revisión exhaustiva de la medicación. Primero el farmacéutico, después la enfermera, posteriormente el médico con la presencia del paciente y/o cuidador para determinar la necesidad de modificar o no el tratamiento, acordar cambios con el paciente y hacer un seguimiento. Si la enfermera detecta problemas socioeconómicos o el médico ve que el paciente no está capacitado para comprender los cambios de su medicación y no dispone de cuidador, se deriva al trabajador social para que efectué una intervención social si procede.

LA NOTAS

Ampliación del programa al hospital Can Misses

Una de las novedades de este año es que se amplía el programa a los farmacéuticos del hospital Can Misses. De tal modo, que los pacientes ya revisados, que están en un registro, y que son ingresados en el hospital Can Misses se les puede reforzar las recomendaciones o realizar nuevas con lo que intervienen también los facultativos hospitalarios.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.