El PP denunció en junio nuevos desperfectos en la travesía de Jesús y pidó la dimisión de Pepa Marí. | DANIEL ESPINOSA

4

El departamento de Carreteras del Consell Insular d’Eivissa procederá a la reparación de los nuevos desperfectos aparecidos en la travesía de Jesús a lo largo del próximo otoño. Según los responsables de la Xarxa Viaria, los trabajos se efectuarán cuando remita el tráfico, entre los meses de octubre y noviembre; durarán dos o tres días y no afectarán a toda la calzada, por lo que según fuentes del departamento no será necesario cortar toda la travesía al tráfico rodado.

Desde el Consell d’Eivissa aclararon que la obra de la carretera continúa en garantía por lo que es la empresa constructora adjudicataria, Vías y Construcciones, la encargada de hacer frente al coste de la reparación.

Cabe recordar que la máxima institución insular recepcionó las obras el pasado mes de abril, poco después de que la constructora tuviera que subsanar por segunda vez las deficiencias en la construcción de la vía. Solo unos meses después, en el mes de junio, se detectaron dos tramos cercanos al núcleo urbano de Jesús en los que el asfalto se había vuelto a hundir.

Desde el Ayuntamiento de Santa Eulària acusaron directamente a la consellera de Mobilitat, Pepa Marí, de los desperfectos en esta vía. «Ahora no sé cuál será la razón pero primero fueron los restos arqueológicos, después que el proyecto estaba mal hecho cuando en realidad los técnicos dijeron que había una falta de control en los materiales aportados a las obras para compactar el terreno sobre el que se hacía la carretera y esto es culpa de quien tiene que vigilar, por lo que la consellera es la única responsable», señaló en junio el concejal de Urbanisme de Santa Eulària, Mariano Juan.

En el Consistorio también recibieron quejas por el hundimiento de dos tramos que suman entre ambos alrededor de diez metros y que resultan peligroso sobre todo para las motocicletas. «Me parecería de república bananera si no fuera porque se juega con la seguridad de las personas y ya hemos enviado varios escritos al Consell reclamando que se instaure la seguridad en esta vía», indicó entonces el concejal de Urbanisme.

El Consell aguardará a que remita el tráfico para poner fin a una pesadilla que ha durado dos años.