0

A partir del 5 de noviembre los vecinos de Sant Agustí podrán volver a coger el autobús en las paradas de Can Cala, Can Marc y Vinya d’en Tries que hace dos años fueron suprimidas por el Consell d’Eivissa y sustituidas por un servicio de taxi a la demanda que finalmente fue cancelado «por falta de uso», según la consellera de Mobilitat, Pepa Marí.

Así lo anunció ayer la consellera a las representantes de la Associació de Vesins de Sant Agustí que asistieron al pleno. Su presidenta, Maria Tur, utilizó el turno de palabra abierto al público con solicitud previa de participación y explicó la problemática de sus vecinos usuarios de la Línea 8 que une Vila con Sant Antoni pasando por Sant Josep.

La consellera Marí avanzó que desde el 5 de noviembre habrá dos frecuencias en cada dirección a las 10 y a las 13 horas que realizarán el antiguo recorrido y, por lo tanto, se recuperarán las paradas eliminadas dos años atrás. Además, también se está estudiando incrementar la frecuencia de estas línea de autobús para que haya una salida cada media hora, con la posibilidad de que el autobús de las 18 horas realice también el antiguo recorrido.

Marí señaló que los cambios adoptados hace dos años con la modificación del recorrido y su paso por Cala de Bou, una zona con mayor población se llevaron a cabo «para mejorar el servicio» y han supuesto «un incremento de los usuarios de la línea», con 225.000 viajes en 2018.