Fotografías y cuadernos para desenterrar la memoria del maestro de escuela Antoni Benaiges

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Esta muestra itinerante de Sergi Bernal se podrá ver en la sala de exposiciones temporales del Museo Monográfico de Puig des Molins hasta el 5 de enero.

Esta muestra itinerante de Sergi Bernal se podrá ver en la sala de exposiciones temporales del Museo Monográfico de Puig des Molins hasta el 5 de enero.

DANIEL ESPINOSA

El Museo Monográfico de Puig des Molins, en el número 31 de la calle Vía romana de la ciudad de Ibiza, inauguró ayer Desenterrando el silencio. Se trata de una muestra itinerante organizada por el Govern balear, a través de la Dirección general de participación y memoria democrática, en la que hasta el 5 de enero se muestra el trabajo de investigación que ha llevado a cabo el fotógrafo catalán Sergi Bernal sobre el proceso de exhumación de los restos del maestro de escuela Antoni Benaiges.

Benaiges, nacido en 1903 en Mont-Roig del Camp, Tarragona, impartía clase en la escuela de Bañuelos de Bureba, en Burgos, hasta que el 25 de julio de 1936 fue fusilado por falangistas y enterrado en una fosa común en la zona de Montes de Oca, también en Burgos. Según explicó ayer a Periódico de Ibiza y Formentera el director del museo Benjami Costa es una exposición «muy entrañable y completa que llega en un momento muy oportuno tras las exhumaciones realizadas en noviembre en el Cementeri Vell de Ibiza y que busca, fundamentalmente, acabar con el silencio y el olvido al que han sido sometidos todos aquellos que fueron fusilados y enterrados de forma clandestina durante la Guerra Civil española».

Desenterrando el silencio está ubicada en la Sala de exposiciones temporales del museo aunque algunos elementos están colocados de manera estratégica para conducir al visitante a ella. Según Benjamí Costa la idea de realizar este proyecto global – compuesto además por el libro Desenterrant el silenci. Antoni Benaiges el mestre que va prometre el mar con textos de Francesc Escribano, Francisco Ferrándiz y Queralt Solé y el documental El retratista de Alberto Bougleux y Sergi Bernal –, surgió casi por casualidad cuando el fotógrafo catalán «quería inmortalizar las distintas fases de exhumación patrocinadas por la Sociedad de ciencias Aranzadi en una fosa con asesinados por ideas políticas en el pueblo burgalés de Pedraja en 1936». Fue cuando, tras marcharse tras diez días de trabajo, el vecino de la zona Antonio García recordó que allí estaba enterrado el maestro de Bañuelos de Bureba, Antoni Benaiges.

Importante proceso de investigación

Bernal empezó a tirar del hilo, acudió al pueblo donde Antonio le entregó material y unos cuadernos impresos entre 1934 y 1936 por los alumnos de Benaiges, rebuscó en Google y en libros como La purga del magisterio nacional en la provincia de Burgos y Capital de la cruzada: Burgos durante la Guerra Civil española, intercambió correos con amigos del maestro en México, visitó a su familia de Mont-Roig del Camp y descubrió una carta publicada en el Butlletí del comitè de defensa local de Vilanova i la Geltrú el 10 de noviembre de 1936 en la que su amigo y vecino de Bañuelos, Demetrio Sáez, quiso comunicar a sus conocidos la noticia de su asesinato. Una carta donde aparecían de forma detallada quiénes fueron los verdugos que aquellos días de julio de 1936 torturaron, arrancaron los dientes y pasearon medio desnudo por el pueblo al maestro para después fusilarlo y tirarlo a un hoyo.

Todo este trabajo de investigación y la historia del maestro Antoni Benaiges se cuenta ahora en el Museo Monográfico de Puig des Molins a través de medio centenar de documentos, que incluyen fotografías tomadas por Sergi Bernal en la fosa común, antiguas del pueblo o del maestro con sus alumnos e, incluso, reproducciones de algunos de estos cuadernos.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.