El sindicato pide que se equipare el plus de insularidad de Balears al de Canarias.

0

El Sindicato de Enfermería (Satse) en las Pitiusas advierte de la posibilidad no solo de que se agote la bolsa única, sino también la subsidiaria. Según explicó su delegada Esther Prats, el refuerzo de 162 enfermeros en verano hecho por el Área de Salud de Ibiza y Formentera solo cubre las «necesidades mínimas».

Para Prats, el problema reside en que hay muchos «imponderables» que no se prevén en dicha planificación. «Siempre surgen bajas, gente que se va de la isla, gente que piensas que va a venir y luego no encuentra alquiler y al final no formaliza el contrato, etc», lamentó.

En este sentido, justificó que no es un problema puntual, sino que viene repitiéndose en los últimos años. «Al final, son los profesionales los que, de manera voluntaria, terminan haciendo turnos dobles o supliendo las carencias», matizó.

Por ello, dijo que, aunque muchas veces se cuente con un determinado número de profesionales para cubrir la demanda, no todos están presentes en la isla cuando se les necesita. «Muchas de las personas de la bolsa no viven aquí, están en la península. Cuando quieren venir a trabajar aquí, dos o tres meses, no encuentran vivienda», reiteró.

Estos son, a su juicio, los imponderables que no se pueden valorar en un primer momento, pero que su experiencia acredita que «termina pasando cada verano»; motivo por el cual, indicó, «hay plazas que cuesta cubrir». A esto se suma que el ratio enfermero/paciente se triplica en los meses de temporada alta, por lo que «afecta directamente a los pacientes y puede repercutir en su salud».

Propuestas
Por otra parte, la delegada del Satse dijo ser consciente de que el déficit de trabajadores se debe al nivel de vida de la isla y el coste de la vivienda que es «inasumible» para el sueldo de un enfermero.

Por este motivo proponen, en primer lugar, actualizar las bolsas porque no están al día desde 2016. «Se tiene que poder baremar los méritos y tener una bolsa actualizada», insistió.

Por otro lado, señaló que, a nivel político, hay que conseguir que el plus de insularidad de Balears se equipare al de Canarias con el objetivo de hacer «más atractivo» venir a trabajar a las Pitiusas. «Hay gente que quiere venir, pero cuando hace cuentas lo rechaza; y gente que vive aquí y al final se va. No fidelizamos y ahí tenemos un problema», puntualizó.
Por su parte, desde el Área de Salud recordaron que la bolsa no se ha agotado y que aún no se han efectuado todas las contrataciones. En total, hay 28 contratos de médicos, 162 de Enfermería y seis de auxiliares administrativos. Los refuerzos de verano incluyen 35 nuevos profesionales y 161 trabajadores para cubrir las sustituciones.