La celebración del día grande de Portinatx y la Virgen del Carmen tuvo mucha afluencia de público entre residentes y turistas. | Toni Planells

0

La localidad de Portinatx celebró ayer por todo lo alto su día grande tras la ya mítica fiesta en la playa que se desarrolló el sábado. Un día el de ayer en el que se celebró la tradicional misa, seguida de ball pagès a cargo de la colla de Labritja y la ya tradicional y esperada procesión marinera, que hizo las delicias de residentes y turistas. En este sentido, los visitantes no pararon de hacer fotos para el recuerdo de un acto tan bonito. Ya en el mar, se rindió homenaje a la Virgen del Carmen, patrona de los marineros, lanzando coronas de flores al agua.