Geometría sagrada y formas orgánicas crean el «surrealidoscopio» de D’Anchú Zeff

| Eivissa |

Valorar:
preload
La artista posa con una de sus obras, que se podrá ver hasta el próximo 5 de septiembre.

La artista posa con una de sus obras, que se podrá ver hasta el próximo 5 de septiembre.

02-08-2019

Este fin de semana se inauguró en Can Tixedó-Art Café, en Forada, una exposición de pinturas de la artista ibicenca D’Anchú Zeff que podrá contemplarse hasta el próximo 5 de septiembre.

Surrealidoscopio es el título de la exposición que, según la pintora, hace referencia a que «todo es muy surrealista, como un calidoscopio que va cambiando de forma a cada instante, como la misma eterna creación… como si pudiéramos ver un átomo muy, pero muy de cerca y nos diéramos cuenta de que está formado por otras 12 o más partículas, y a su vez, mirando con más aumento, detectáramos que cada una de estas partículas está formada por otras 12 o más partículas, y así sucesivamente hasta el infinito».

«La exposición consta de 16 cuadros de varios tamaños realizados en óleo y carboncillo sobre papel o madera. Al lado de cada obra hay un código QR que al escanearlo conectará con escritos, imágenes y vídeos con la intención de acercar al espectador al origen de nuestra existencia a y de la verdadera sabiduría mediante las fuentes que le han servido de inspiración para realizar esta fusión entre la geometría sagrada y las formas orgánicas», explicó la artista. «Es una exhibición sobre el legado que nuestros ancestros han conseguido ‘encapsular’ y que científicos actuales están redescubriendo a través de la física cuántica. Quizás esté todo ya creado y simplemente surfeamos las olas de la creación eterna», señaló D’Anchú.

«La mayoría de las obras han sido creadas desde la base de la flor de la vida, que cuentan y expresan cosas fascinantes sobre la vida y sus misterios». De este modo, al entrar en la sala la primera obra que podemos observar, Pájaro, comenta la artista, «es la que nos dará más información sobre el resto de las obras que forman la exposición, se inspira en la geometría sagrada basada en la transformación de los sólidos platónicos en orgánicos».
Nacida en Ibiza en 1986, desarrolló sus estudios entre Suiza ( Ecolé d’Humanité ), Chipre ( Cyprus College of Art) y California ( Academy of Art University). Esta es su segunda exposición individual en la isla y la primera en Can Tixedó.
Además, la exposición estuvo acompañada por el grupo musical ANA GUI & Friends, formado, para esta ocasión, por Alejandro Pellegrino (Pipeta), Agustín Banguena Suárez (Chinchila), Rodrigo Mora Pascual (Rodri), Ángel López de la Nave y Nathalie Vanderheyden. Con instrumentos como el kamale n’goni, el chelo electrónico, el tambor batá, el cajón afrocubano, las congas y el chekere. También hubo una performance a cargo de Sacred Performances (Lilit Garridos), Sambawé Ibiza ( Ana Costa) y Valentín Rodríguez.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.