Cena solidaria de Unicef en DC10 para los niños del Líbano

Unos 200 invitados se dieron cita al evento que contó con la asistencia de la embajadora de Unicef Chicca Senia

| Ibiza |

Valorar:
La cena benéfica congregó en DC10 a 200 comensales que disfrutaron de las elaboraciones del chef Gennaro Esposito.

La cena benéfica congregó en DC10 a 200 comensales que disfrutaron de las elaboraciones del chef Gennaro Esposito.

Toni Planells

El DC10 acogió el pasado sábado la ‘Ibiza Charity Dinner’, una cena benéfica organizada por la ONG Unicef Italia en colaboración con el DC10 y la célebre fiesta Circoloco.
Alrededor de 200 invitados se dieron cita pasadas las 21.30 horas para degustar los platos de autor del chef Gennaro Esposito, con dos estrellas Michelín, y el posterior espectáculo a cargo de la bailarina Nieves Portas, la cantaora Maribel ‘la Canija’ y los músicos Gaizka Baena y Joaquín Huertas, quienes se encargaron de poner el toque flamenco para finalizar la velada.

Asimismo, Chicca Senia, embajadora de Unicef, agradeció en su discurso la colaboración no solo de los asistentes, sino de todos aquellos que, a día de hoy, han hecho posible que la entidad recaude alrededor de 200.000 euros que serán destinados a ayudar a los niños del Líbano. «Hemos elegido este proyecto porque Unicef puede aportar desde leche para los neonatos hasta ayuda para aquellos jóvenes que quieren salir del campo y no saben cómo hacerlo», explicó Senia.

Para ‘Sito’ Lara, propietario de DC10 y anfitrión del acto benéfico, es fundamental que la sociedad sea consciente de las necesidades que sufren algunas personas, para así poder prestarles la ayuda necesaria en la medida de lo posible. «Este tipo de gestos tendrían que salir de forma más espontánea», declaró, al tiempo que dijo que «nosotros vivimos dentro de nuestro confort y no nos damos cuenta de que la gente sufre mucha miseria».
Por ello, tanto la dirección de DC10 como la fiesta Circoloco decidieron apostar, por primera vez, por un evento de esta magnitud. Además, para la embajadora italiana de Unicef, que se haya podido organizar en Ibiza tiene mucho valor, ya que vive a caballo entre Milán y la isla, por lo que «me hace especial ilusión».
También quiso recordar que, aunque solo hace unos meses que es embajadora, su perfil es el idóneo para transmitir lo que busca Unicef: que todos los niños del mundo puedan disfrutar de ser niños sin preocuparse de nada más. «Me propusieron ser embajadora porque querían a alguien más joven; una idea que me pareció brillante porque es necesario acercar los problemas a los jóvenes y se llega antes de joven a joven», matizó.

Unicef
Según uno de los informes de la ONG, cerca de 50 millones de niños viven fuera de sus lugares de origen, de los cuales 28 millones han sido obligados a huir por conflictos armados. «Estos pequeños tienen que enfrentarse a otros peligros en el camino, entre ellos el riesgo de ahogarse en las travesías por mar, sufrir desnutrición y deshidratación, o ser víctimas de la trata, secuestros, violaciones e incluso asesinatos», reza el informe.
En este sentido, Líbano es el país que acoge al mayor número de refugiados: una de cada cinco personas que viven en el país son refugiados. En España, hay un refugiado por cada 7.739 personas. Por ello, Unicef Italia ha decidido destinar lo recaudado en Ibiza a los niños del Líbano.