La furgoneta comercial acabó encajada en un canal presente en el margen de la vía mientras que en el coche de la Guardia Civil quedó atrapado el agente de servicio. | DANIEL ESPINOSA

0

La carretera de Sant Antoni fue escenario ayer a media tarde de un aparatoso y grave accidente que se saldó con un agente de la Guardia Civil y otro conductor malheridos al embestir una camioneta de reparto al vehículo radar móvil que se encontraba parado en el margen derecho de la vía en sentido a Ibiza.
El accidente ocurrió en torno a las 18.00 horas de ayer cuando el conductor de la camioneta IVECO embistió por detrás al vehículo radar móvil al maniobrar para evitar el impacto contra el coche que le precedía y que había aminorado bruscamente la marcha.
La furgona acabó atravesada fuera de la vía encajada en un canal lateral, mientras en el interior del Renault Megane de la Guardia Civil quedaba atrapado y malherido el agente que estaba de servicio.

Hasta el escenario del accidente se desplazaron varias patrullas de la Guardia Civil, cuatro ambulancias, tres de ellas del 061, y una dotación de bomberos que se encargaron de excarcelar al agente que estaba malherido en el interior del coche.
Los dos heridos fueron trasladados a la Policlínica Nuestra Señora del Rosario y su pronóstico era menos grave.
El accidente generó retenciones en la transitada carretera y los vehículos fueron retirados por un equipo de auxilio en carreteras de Grúas Ibiza.