Detenida la mujer que acuchilló a un hombre en plena calle de Cala de Bou

| | Eivissa |

Valorar:
preload
La víctima recibió una cuchillada de 6 centímetros de profundidad en la zona lumbar.

La víctima recibió una cuchillada de 6 centímetros de profundidad en la zona lumbar.

DANIEL ESPINOSA

La mujer que el domingo por la tarde acuchilló por la espalda a un hombre en Cala de Bou se entregó la noche del miércoles en el puesto de la Guardia Civil de ses Païsses, según confirmaron ayer desde la Oficina Periférica de Comunicación (OPC) de la Guardia Civil.
La autora del acuchillamiento se entregó 72 horas después de la agresión y está previsto que hoy sea puesta a disposición judicial para responder por un homicidio en grado de tentativa.
La víctima, un hombre de 48 años y nacionalidad marroquí, recibió una cuchillada por la espalda y fue evacuado de urgencia al Hospital Can Misses.
Tal y como avanzó Periódico de Ibiza y Formentera, el hombre escapó de su agresora con el cuchillo de cocina clavado en la espalda y se refugió en la terraza de un establecimiento donde fue auxiliado.
La mujer se dio a la fuga mientras el hombre era atendido de un pinchazo de unos seis centímetros de profundidad.
Tras alertar de los hechos, hasta el escenario de la agresión se movilizaron dos ambulancias del 061, Guardia Civil y Policía Local de Sant Josep.
La Guardia Civil se hizo cargo de la investigación.

«Vino a matarme»
Tras ser atendido del pinchazo, el hombre recibió el alta médica y se recupera en su casa de las lesiones.
«Vino a matarme y casi lo consigue. El cuchillo estuvo a punto de atravesarme el riñón y mientras me escapaba con la hoja clavada y perdiendo mucha sangre, ella me gritaba: ‘¿Quieres más?’». Así relataba el hombre el violento episodio sufrido el domingo por la tarde. «Fue todo muy rápido. Estaba en la calle, había dejado a unos amigos y de repente sentí un escalofrío, un pinchazo, pero hasta que no toqué la empuñadura del cuchillo no me di cuenta de lo que había sucedido. Al girarme la vi y como pude me separé de ella. Podría estar muerto. Me clavó seis centímetros de hoja», apostilló.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.