Fitur 2020

Turismo descarta ampliar el decreto contra los excesos a toda la isla de Ibiza

Vicent Marí pide más medios al Govern para poder garantizar el cumplimiento de la ley en Sant Antoni

| Ibiza |

Valorar:
preload
Vicent Marí habla con el conseller, Iago Negueruela y la presidenta Armengol, ayer, en la primera jornada de FITUR.

Vicent Marí habla con el conseller, Iago Negueruela y la presidenta Armengol, ayer, en la primera jornada de FITUR.

El conseller balear de Turismo, Iago Negueruela, descartó completamente ayer la posibilidad de ampliar la zona delimitada en el decreto que limita la venta de alcohol al centro de Sant Antoni. Su argumento es que no es un problema de convivencia en toda la isla, por lo que no es necesario actuar en otras zonas.

Negueruela declaró a Periódico de Ibiza y Formentera que «se ha producido una transformación de la planta hotelera muy importante, después de inversiones muy importantes, que han alejado a la isla del turismo de abusos».

El conseller cree que ampliar la zona podría tener un efecto contraproducente en los mercados.

Descartó que la aprobación del decreto haya sido interpretada negativamente en los mercados emisores, principalmente británico y alemán, donde los medios sensacionalistas hayan tergiversado la noticia. «En general, la acogida ha sido muy positiva», sentenció.

«Los turoperadores están perfectamente informados y hemos reforzado el mensaje con un plan de medios», aclaró.

En este sentido se pronunció también el presidente del Consell d’Eivissa, Vicent Marí, quien aseguró que el mensaje que se ha querido mandar es que Ibiza apuesta por un «turismo tranquilo y respetuoso». «Querer ampliar el decreto a toda la isla es dar a entender que en toda Ibiza se producen excesos y eso no es un mensaje cierto», matizó.

Medios para poder cumplir

Marí insistió, eso sí, en la importancia de evitar que este tipo de turismo que ahora se daba en la zona del West End, en Sant Antoni, se traslade a otros puntos de la isla. Así explicó que Consell, como órgano competente en materia de ordenación turística, tendrá que responsabilizarse del cumplimiento de esta normativa. «Habrá que mejorar los efectivos en cuanto lo que es la inspección y tendremos que tramitar los expedientes de las inspecciones que haga la Policía Local y Guardia Civil», indicó.

No obstante, el presidente advirtió que esto implicará indispensablemente «una colaboración de la administración autonómica» que permita descongestionar un departamento que tiene que velar por el cumplimiento de la Ley Turística y que, entre otros asuntos, se encarga de perseguir los pisos turísticos.

Marí también apuntó, además, a la necesidad de promover inversiones en los municipios directamente afectados por este decreto ley en referencia a la intención del Ayuntamiento de Sant Antoni de reformar el West End, medida que se ha pedido desde el Consell y con la que el Govern mostró su disposición. «Se tienen que poner medios y hacer inversiones en las zonas afectadas por este tipo de turismo y posibilitar la disponibilidad de recursos humanos», añadió el presidente.

Por su parte, Iago Negueruela, sin comprometerse, aseguró que «tiene todo el sentido del mundo que después de una medida de este tipo haya una implicación de las administraciones vía inversión pública».

El conseller balear de Turismo sí fue taxativo a la hora de descartar una implicación del Govern para que el Consell refuerce el cuerpo de inspectores. «Es una competencia del Consell», sentenció.

Desde el Ayuntamiento de Sant Josep señalaron que la normativa les parece «adecuada» y que «demuestra la capacidad del Govern de regular aplicando el bisturí en zonas con una problemática específica».

No obstante, el alcalde de Sant Josep, Josep Marí Ribas Agustinet, tampoco ve «lógico» ampliar los límites de la zona afectada por la limitación a la venta de alcohol. «No hay un problema de convivencia ni de excesos en otras zonas, por lo que yo, a día de hoy, no lo veo necesario», justificó.

Sant Josep es municipio limítrofe con Sant Antoni y alberga una parte de Platja d’en Bossa con una gran oferta de ocio nocturno.

Fuentes oficiales del Ayuntamiento josepí indicaron que «no gusta el modelo que se da en lugares como Magaluf y desde el equipo de gobierno no se dudaría en ponerle remedio si fuera necesario».

«Si hay algún problema en Platja d’en Bossa, es muy pequeño y tenemos instrumentos a través de ordenanzas y normativas para erradicarlo», aclaró el alcalde del municipio.

EL APUNTE

Las zonas elegidas para aplicar el decreto son las que más actuaciones registran

Las zonas que recoge el Decreto Ley contra el Turismo de Excesos para la mejora de la calidad en zonas turísticas, aprobado el viernes pasado en Consell de Govern, están fundamentadas, según explicaron desde la conselleria de Turismo, «en distintos informes, además de reuniones y contactos con los municipios afectados, que evidencian que, en estas tres zonas concretas, (Magaluf, Arenal de Palma y West End de Sant Antoni, en Ibiza) el número de actuaciones es sensiblemente mayor que en otras zonas turísticas».

Precisamente, según indicaron, este fue el criterio a la hora de determinar el ámbito de actuación del Decreto Ley.

En todo caso, y a pesar de que en este momento, según indicaron tanto el propio conseller, Iago Negueruela, como el presidente del Consell d’Eivissa, no se considera necesaria su ampliación a otros puntos, desde el Govern señalaron que «el propio decreto establece mecanismos para ampliar a otras zonas su ámbito de aplicación, en el futuro, si así se considerara oportuno y fundamentado».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.