Pilar Costa y Vicent Marí durante la rueda de prensa en de ayer.

0

La isla de Ibiza mantendrá un vuelo por aerolínea que opere con Madrid (Ryanair, Iberia y Aireuropa), Barcelona (Vueling y Ryanair) o Palma (Airnostrum y Aireuropa). Esta es una de las excepciones que se hace al cierre del espacio aéreo y marítimo de la Comunidad Autónoma que se aprobó en la jornada de ayer mediante una orden del Ministerio de Transportes Movilidad y Agenda Urbana.

El texto prohíbe con carácter general los vuelos comerciales desde cualquier aeropuerto nacional, desde mañana, y los vuelos privados desde cualquier aeropuerto nacional e internacional desde el día de hoy. También queda prohibido desde mañana el desembarco de pasajeros en los puertos de las islas a excepción de los conductores de vehículos de transporte de mercancías. A ello, se establecen una serie de excepciones para mantener el suministro y permitir los desplazamientos imprescindibles.

La consellera de Presidencia del Govern, Pilar Costa, explicó ayer estas medidas durante una comparecencia conjunta con el presidente del Consell d’Eivissa, Vicent Marí, que dio cuenta de las medidas que se pondrán en marcha por parte de la administración insular en cuanto a la habilitación de un espacio para personas sin hogar y la reorganización del transporte público de la isla.

Respecto a la afectación de las restricciones impuestas al transporte en Ibiza, se permitirá únicamente la entrada de residentes que vuelvan a la isla o aquellas personas que tengan que acudir a las islas por causas de fuerza mayor como puede ser la realización de trabajos esenciales. Asímismo, se permitirán los desplazamientos a Madrid, Barcelona e islas exclusivamente por causas de fuerza mayor. Estas causas siempre deberán estar debidamente justificadas.

Todos los pasajeros deberán someterse a controles sanitarios y de seguridad a la entrada en la isla, que el Estado delega en el Gobierno de la Comunidad Autónoma. Respecto a las personas que salgan de la isla, los respectivos controles se harán a la llegada a su destino.
En cuanto al transporte marítimo, la orden autoriza únicamente el transporte de mercancías de suministro y se mantiene como única ruta de pasajeros la que une Ibiza y Formentera con tres conexiones diarias en cada sentido.

Medidas insulares

Por otra parte, Vicent Marí dio cuenta de las medidas que impulsará el Consell. «La emergencia sanitaria sigue siendo nuestra principal preocupación y todos los esfuerzos tienen que ir dirigidos a detener el contagio de esta enfermedad y atender a las personas afectadas» recalcó al inicio de su intervención.

Anunció que el Consell ha preparado un dispositivo de atención a personas sin techo, habilitando un espacio en el polideportivo de sa Blancadona con una capacidad inicial de 30 camas ampliables a 50. Este espacio contará con un servicio de catering y se pondrá en marcha «en cuanto sea necesario». Agradeció la ayuda de los hoteleros que han cedido las camas y mantas necesarias para poner en marcha el servicio.

También informó de la próxima modificación del servicio de transporte público para atender las necesidades de las personas que tienen que acudir a trabajar cumpliendo con las indicaciones establecidas por las autoridades sanitarias.

Además, el Consell prepara una serie de medidas para poder actuar con «rapidez y contundencia» para paliar el efecto del cierre de negocios y parada de la actividad económica en la isla.

Una batería de acciones que el conseller de Hacienda en funciones, Salvador Losa, solicitó ayer al Govern como la reducción y condonación de las tasas de gestión insular y la puesta en marcha de líneas de ayuda para incentivar y reactivar la economía en la isla.

A nivel de administraciones públicas, planteó la necesidad de flexibilizar: el sistema de contratación pública, la regla de gasto o la normativa de estabilidad presupuestaria. Unas peticiones, en este caso, que el Govern deberá trasladar al Gobierno estatal.

También en la jornada de ayer el Consell planteó a las ayuntamientos la necesidad de coordinar «todas las medidas de tipo económico y social, de forma que puedan llegar a todos los ciudadanos de Ibiza».

En cuanto a la situación de las obras públicas en la isla, indicó que solo había sido necesario paralizar una en el recinto ferial de Ibiza, dado que era imposible cumplir con las medidas preventivas de salud pública. El resto de proyectos siguen adelante con su ejecución con la respectiva adaptación de la normativa de seguridad y salud a las circunstancias actuales

Repatriación de turistas

Respecto a la medida de repatriación de turistas que también anunció ayer el Govern, Vicent Marí explicó que en Ibiza hay 123 personas del programa de viajes del Imserso alojados en dos hoteles de Santa Eulària que cogerán hoy sus vuelos de vuelta.

Respecto al resto de hoteles abiertos, indicó que cerrarán sus puertas entre las jornadas de hoy y mañana.

Permanecerán abiertos los hostales y apartamentos en los que se alojen personas por motivos de trabajo en la isla.