Coronavirus

En busca de un billete de vuelta

| | Ibiza |

Valorar:
preload

26-03-2020

El presidente del Consell d’Eivissa, Vicent Marí, anunció este martes que ha mandado una carta a la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, para que facilte la repatriación de los 23 residentes en Ibiza que todavía hoy se encuentran retenidos en el extranjero. Según pudo confirmar ayer Periódico de Ibiza y Formentera todos ellos están concentrados en cinco países, Perú, Argentina, India, Tailandia y Filipinas.

Atrapados en Perú

Lima, la capital de Perú, es donde hay más. Allí esperan con ganas un vuelo de regreso a España Rosina Delgado, Antonia y Araceli Del Río,y Bartolomé Torres Bonet y su pareja.
Rosina trabaja desde hace muchos años como auxiliar de quirófano en Can Misses, Antonia en la Residencia y Centro de Día Can Raspalls y Araceli en un negocio de temporada estival. Las tres comenzaron sus vacaciones en Perú el lunes 24 de febrero y aunque tenían que regresar a España el 16 de marzo, esto no ha sido posible debido al avance del coronavirus.

Actualmente se encuentran en un hotel, que se están pagando de su propio bolsillo, mientras tienen noticias desde España. Según explicaron ayer a este periódico, su situación comienza a resultar insostenible ya que al período de cuarentena por los posibles contagios se une también el miedo a que se queden sin dinero para seguir pagando el alojamiento.
Una situación muy parecida también están viviendo Bartolomé Torres Bonet y su pareja. En su caso tenían el vuelo de salida del país desde Lima con escala en Barcelona, el pasado 19 de marzo. Tampoco han conseguido regresar y siguen esperando en un hotel una respuesta del Gobierno español.

En Argentina

En Buenos Aires, la capital de Argentina, está el matrimonio de Ricardo Torres y Ana María López.

En el caso de estos residentes en Santa Eulària el vuelo de regreso, previsto para el domingo 22 de marzo, fue cancelado por Iberia. Además, su incertidumbre es aún mayor después de que se anunciara que la aerolínea suspendiera sus vuelos con Argentina por el avance del coronavirus.

A día de hoy, según ha explicado el matrimonio en distintos medios de comunicación, la única noticia que tienen de la compañía es un correo electrónico en el que les anunciaban de la suspensión del viaje. Además, el Consulado español en Buenos Aires no les ha dado alternativas más allá de «rellenar una ficha con nuestros datos para estar localizables en caso de producirse novedades».

En Filipinas con su novia

Desde hace algo más de un mes Alejandro Planells se encuentra atrapado en la ciudad de Dumaguete, en Filipinas. Lo hace junto a su novia y su suegra, oriundas de este país. Fue a visitarlas y cuando quisieron regresar a Ibiza al ver como avanzaba el coronavirus ya no pudieron.

Su situación también se ha complicado a medida que han ido pasando los días. Incluso han llegado a pagar por un billete de avión que nunca han cogido más de mil euros y han sido expulsados de un hotel «acusados por el propietario de supuestos comentarios negativos en las redes sociales».

Tailandia y la India

En la India también hay ibicencos atrapados. Según ha podido saber Periódico de Ibiza y Formentera en un hotel de la capital, Delhi, están Juan Sebastián Sosa y su compañera Dimitra Stavropoulos, y en Pushkar, una de las ciudades más antiguas del país, situada en el estado de Rayastán, en el Norte del País, Lluvia Darocas.

Los tres han denunciado en repetidas ocasiones «la mala gestión de los consulados españoles en el país» mientras están cada día más nerviosos «viendo como los contagios aumentan, la sanidad es escasa y cierran los comercios».

Por último, en Bangkok, capital de Tailandia, esperan un ansiado billete de vuelta, la enfermera del Hospital Can Misses, Rosario de las Heras, y la pareja compuesta por Ida Regina Kreisman y Marban José Javier Isasi, a la que acompaña su pequeña hija Summer.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Irresponsbles
Hace 6 días

Responsabilizarse de sus decisiones sería demasiado.

Valoración:0menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1