Un control de la Guardia Civil en Ibiza. | DANIEL ESPINOSA

0

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en coordinación con las Policías Locales del archipiélago, han detenido entre ayer martes y la madrugada de hoy a 12 personas en Illes Balears, siete en Mallorca, tres en Ibiza, una en Formentera y otra en Menorca, por desobediencia a agentes de la autoridad por incumplir las restricciones del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

En Formentera, la Guardia Civil arrestó a un ciudadano por vulnerar el confinamiento domiciliario, tras ser sorprendido celebrando una fiesta en una vivienda que no era la suya. Los agentes identificaron en la celebración a cuatro personas. Dos de ellas no vivían en ese domicilio. Una de estas accedió voluntariamente a marcharse, mientras que la otra acabó detenida tras incumplir reiteradamente las indicaciones de los guardias civiles de que regresara a su casa. Los agentes propusieron para sanción al resto de participantes de la fiesta, a las otras tres personas.

Noticias relacionadas

En Ibiza, la Guardia Civil arrestó también a una pareja en Sant Josep después de una discusión en la vía pública. Cuando llegó la patrulla, tanto el hombre como la mujer increparon a los agentes y se negaron a abandonar la calle. Por su parte, la Policía Nacional detuvo a otra mujer de 36 años que deambulaba por la vía pública en una zona muy alejada de su domicilio. La ciudadana se hallaba muy alterada y gritaba. Los agentes le habían levantado tres actas administrativas por desobediencia los pasados días 3, 4 y 12 de abril.

Por otro lado, los controles en puertos, aeropuertos y carreteras del archipiélago continúan para evitar desplazamientos innecesarios. El aeropuerto de Ibiza recibió 27 viajeros en un vuelo de entrada y otros 18 abandonaron la isla en un vuelo de salida.