El puesto de la Guardia Civil en Sant Antoni. | DANIEL ESPINOSA

5

La Guardia Civil detuvo el pasado viernes por la noche a un hombre en Sant Antoni por desobediencia a la autoridad tras organizar una fiesta en un local del municipio a la que asistieron 47 personas.

Los agentes comprobaron que no se había controlado el aforo del local y que los asistentes no respetaron la distancia de seguridad interpersonal de dos metros y tampoco utilizaron mascarillas.

Por todo ello, el hombre fue arrestado como presunto autor de un delito de desobediencia.