El Mercat Nou de Vila durante la pasada Navidad. | DANIEL ESPINOSA

7

Los ayuntamientos de cuatro de los cinco municipios de la isla de Ibiza dudan en como afrontar las fiestas de Navidad debido a la aparición del coronavirus y las restricciones impuestas por el Govern balear y el Ministerio de Sanidad para frenar los contagios.

El más contundente ha sido el Ayuntamiento de Vila, quien confirmó ayer que no habrá cabalgata de Reyes Magos. Sin embargo, sí dejó claro que Melchor, Gaspar y Baltasar acudirán a la ciudad para estar con los más pequeños y poder dejar los regalos a aquellos que hayan sido buenos durante este año tan complicado. Además, la concejala de Fiestas, Montse García, aseguró a las asociaciones de vecinos de la ciudad que «se trabaja para buscar alternativas durante las fiestas navideñas».

En el resto de municipios y según ha podido saber Periódico de Ibiza y Formentera se quiere ser más prudente y se opta por no tomar ninguna decisión precipitada hasta ver como se desarollan los acontecimientos.

En el caso de Santa Eulària, el Ayuntamiento aseguró a este periódico que los distintos departamentos implicados en la organización del programa navideño «llevan varias semanas dándole vueltas a qué hacer». De momento «no hay ninguna decisión tomada y mientras no se descarta ninguna opción ya se están buscando opciones alternativas por si finalmente no hay cabalgata».

El Ayuntamiento de Sant Antoni también está estudiando distintas medidas y propuestas. Según confirmaron a este diario creen «que aún es pronto para tomar una decisión» y por eso «prefieren esperar un poco para ver como evoluciona la situación del coronavirus antes de tomar una decisión final».

Finalmente, desde Sant Josep se aseguró que «aún no hay nada cerrado» pero garantizaron que «se está trabajando intensamente para asegurar que los niños vean cumplida su ilusión de encontrarse con Melchor, Gaspar y Baltasar».