Presentación de FabLab. | Ayuntamiento de Ibiza

4

El Ayuntamiento de Eivissa tendrá el primer FabLab de la isla, un espacio de producción digital y laboratorio de diseño y fabricación de objetos usando la tecnología de impresión 3D y las técnicas de prototipado electrónico digital, que estará ubicado en el edificio municipal de Sa Drassaneta y en la escuela de Artes de Eivissa.

El FabLab de la ciudad de Eivissa es un proyecto con un presupuesto de 800.000 euros cofinanciado por la Unión Europea a través de los Fondos FEDER y consiste en la puesta en marcha de un laboratorio de fabricación digital, donde se pueden trabajar todas las fases de la fabricación digital de cualquier producto usando tecnologías de prototipado electrónico y construcción 3D, desde el diseño hasta la impresión, tanto de piezas pequeñas como grandes, en diferentes materiales y para diferentes usos. Las tecnologías de fabricación e impresión digital en 3D tiene aplicaciones en diseño, arquitectura, ingeniería, arte, oficios como la carpintería, forja, metalurgia, fontanería así como en el sector de la moda, la educación y la medicina entre otros.

Desde el Consistorio apuntaron, ayer, que este centro supondrá un impulso de Eivissa como ciudad productiva, comenzará a funcionar al inicio de año en sa Drassaneta, punto de coordinación y tendrá diferentes vertientes y espacios en formatos de laboratorios donde se podrán encontrar herramientas para desarrollar proyectos de prototipado electrónico y maquinaria de fabricación digital donde poder crear prototipos funcionales, un espacio educativo, donde poder recibir clases y formación especializada en diferentes tecnologías dirigidas a públicos de todas las edades y un lugar de creación colaborativa para hacer posible desde del mismo FabLab las ideas de los usuarios en un entorno de aprendizaje colectivo donde todo el mundo comparta los proyectos personales.

Para el teniente de alcalde y concejal de Promoción Económica, Aitor Morrás, se trata un proyecto innovador en la isla de Eivissa que permitirá ampliar opciones a muchos sectores y que apoyará la producción local. «Se trata de generar mecanismos para que las ideas y proyectos de diferentes sectores tengan salida y se conviertan, cada vez más, en objetos sostenibles que se puedan utilizar. El FabLab de Eivissa dará la oportunidad además a quien desee formarse en este ámbito, que pueda hacerlo sin salir de la isla».